A la hija menor de Balcedo la mordió una serpiente y está internada en estado delicado

La hija menor del sindicalista argentino Marcelo Balcedo está internada en el Hospital de Maldonado luego de que la mordiera una serpiente venenosa en la estancia El Gran Chaparral, en el balneario Playa Verde. La niña tiene 2 años y está viviendo con sus dos hermanos y su tía, luego de que su padre y su madre, Paola Fiege, fueran detenidos el 4 de enero.

El director del hospital, Waldemar Correa, dijo a El Observador que la niña está en “estado delicado” y agregó que los médicos están evaluando pasarla a cuidados intermedios, porque por el momento está internada en sala.

Desde que Balcedo y su esposa fueron detenidos prácticamente no hay funcionarios trabajando en la propiedad en Playa Verde.

Según supo El Observador, la mujer que está a cargo de la niña no tiene auto, por lo que debió llamar a su personal trainer para que la llevara hasta el Hospital de Pan de Azúcar. Los médicos decidieron derivar a la niña al Hospital de Maldonado y la tía fue con ella.

Uno de los abogados de Balcedo, Víctor Della Valle, dijo a El Observador que tramitaron un permiso en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) para que Paola Fiege pudiera salir de cárcel de mujeres a ver su hija. Si bien le dieron la autorización, todavía no pudo viajar a Maldonado.

Della Valle afirmó que el permiso que consiguieron es por dos días y solo durante el horario de visita. Según explicó, insistirán de nuevo con la prisión domiciliaria para Fiege, ya que los médicos les informaron que la niña tendrá muchos días de recuperación.

Balcedo y su esposa fueron detenidos a principios de enero a pedido de la Justicia argentina, que los investiga por presuntamente haber retirado de las cuentas de un sindicato unos US$ 2,8 millones en efectivo. La investigación señala que cabe la posibilidad de que ese dinero haya provenido de Los Monos, una conocida banda de narcotraficantes de la provincia de Rosario. La Justicia uruguaya los investiga también por los delitos de lavado de activos, contrabando y tráfico interno de armas de fuego.

Fuente: El Observador




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*