Abogado de Jihad Diyab explicó cómo hizo el sirio para conseguir más de 30.000 dólares





El sirio Jihad Diyab denunció por estafa a un comerciante palestino en Rivera, al que dice haber prestado 35.000 dólares que no fueron devueltos. A su vez, el comerciante Omar Khader Attalla denunció a Diyab por apropiación indebida de un celular y dijo a la Policía que el ex Guantánamo integra el Estado Islámico.

El comerciante contó que le preguntó directamente a Diyab si pertenecía al Estado Islámico y este contestó afirmativamente. Luego, narró que el ex Guantánamo llamó a su esposa en Turquía y le dijo que pasaría su nombre completo para ser entregado al jefe del Estado Islámico, lo que el comerciante consideró como una amenaza.

De acuerdo a la denuncia a la que accedió Así nos va, de Carve, Diyab le dijo en otro momento que estaba “esperando unos hermanos del Estado Islámico para hacer trabajos”. Uno de ellos, de nacionalidad ghanesa, llegó desde Brasil poco después. De acuerdo al palestino, Diyab llegó a decir que si quería “llamaba y haría quemar todo esto”, en alusión a la ciudad de Rivera.

Desde entonces, la denuncia sigue dos vías distintas. Por un lado, la fiscal de Rivera, Bettina Ramos, intenta determinar si hubo una estafa a Diyab y cómo el sirio llegó a hacerse ese dinero. Por el otro, Delitos Complejos investiga si hay algún asidero en el posible vínculo de Diyab con el Estado Islámico.

Esta mañana, el abogado de Diyab, Juan Segura, explicó algunas de estas interrogantes en diálogo con Inicio de Jornada, de Radio Carve.

“Él no recibió los 30.000 dólares juntos. Se dio en un lapso de cuatro o cinco meses, en los que mi cliente pide ayuda a familiares de él de Siria y Turquía para que lo asistieran en un emprendimiento que el propio comerciante denunciado planteó cuando se encontraron en Montevideo, para trabajar juntos”, dijo Segura. Diyab se contactó con su familia en Siria y comenzaron a mandarle dinero en cinco partidas distintas.

Además, en uno de los casos un familiar de Diyab le entregó dinero a alguien vinculado al comerciante en Turquía. “No sé cómo llegó luego a Uruguay, pero el dinero llega a manos del comerciante palestino”, dijo el letrado.

Según la narración de Diyab, el palestino ofreció una sociedad para comprar mercadería y luego obtener ganancias de las ventas. “Eso nunca sucedió. Paulatinamente le fue prestando y esperaba los retornos de esa plata, pero no se fue dando. El denunciado le decía que tenía otro negocio y él le fue dando más dinero hasta llegar a los 30.000 dólares”, narró.

Sin embargo, Mariano Camacho, el abogado del comerciante palestino, dio la versión exactamente opuesta de los hechos narrados.

Con respecto a las pruebas que hay de esos préstamos, Segura dijo que dos giros se hicieron directamente al comerciante por Western Union. Uno de los recibos ya está agregado al expediente y el otro, debido a que Diyab perdió el papel, será proporcionado por Western Union tras pedido de la defensa.

El Estado Islámico

El abogado dijo, con respecto a la acusación de que Diyab integra ISIS, que se enteró por la prensa. Le preguntó luego al respecto a su cliente, que “rechazó completamente esa acusación”.

Dijo que “jamás perteneció ni va a pertenecer a ninguna organización terrorista”. “Quedó muy mal”, contó el abogado. “Yo fui víctima de una prisión totalmente injusta. Se puede asimilar al terrorismo lo que he vivido, pero jamás he sido autor de ninguna acción terrorista”, dijo el sirio, según contó Segura.

Fuente: Montevideo Portal

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


11 + 13 =