Así luce el bebé que tomó la mano de su doctor 18 años después





El 19 de agosto de 1999, en una revolucionaria cirugía fetal para corregir la espina bífida, la mano de Samuel Armas sorprendió al mundo. Una fotografía, que publicada por USA Today, alcanzó la fama mundial y se alzó como un ícono de la lucha pro-vida, a pesar de que no corresponde a un aborto.

18 años después, y gracias a la cirugía, Samuel no tiene los grados de discapacidad que vienen con esta malformación, si no que sólo sufre de cierta discapacidad en las piernas que le obliga a usar silla de ruedas de vez en cuando. Pero él está agradecido.

Hoy asiste a la Secundaria Alexander, en Douglas County, y forma parte del equipo de baloncesto en silla de ruedas.

El caso de Samuel es visto como una prueba viviente de que abortar no es la mejor opción, a pesar de que la operación no está directamente relacionada. Lo que si, fue la decisión de sus padres de no rendirse y buscar una alternativa, y así llegaron al Dr. Bruner y su inédito método para evitar dicha malformación.

Es más, el tercer hijo de los Armas también la poseía, pero para ese momento el procedimiento había pasado a manos de los Institutos Nacionales de Salud, y la familia no fue seleccionada.

“Sin la espina bífida, no conocería a tantos de los que hoy conozco y no tendría baloncesto en silla de ruedas, que ha cambiado completamente quién soy. Podrías pensar que la espina bífida es una desventaja, pero le agradezco a Dios por eso todos los días”

Fuente: UPSOCL

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


cuatro + 16 =