ASSE gastó en ocho años US$ 15 millones más en CTI privados





Pese a adquirir 100 camas propias siguió contratando servicios

Las contrataciones de camas de terapia intensiva (CTI) y de ambulancias en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) crecieron a ritmos acelerados desde que se implementó el Sistema Nacional Integrado de Salud en 2008. La inversión en todo el país creció 1.062% en traslados y 272% en internaciones de pacientes agudos, según datos del Sistema Integral de Información Financiera (SIIF), el programa oficial sobre la utilización de recursos públicos.

En estos ocho años de reforma de la salud, ASSE trató de acompasar el crecimiento y aumentó los recursos propios. Para ello instaló más de 100 camas de CTI para sus usuarios e invirtió en 88 ambulancias propias. ¿El objetivo? Privatizar cada vez menos y crear una institución que pudiera brindar asistencia sin tener que comprar servicios en el sector mutual, como ha dicho su presidenta Susana Muñiz.


Lea también: Justicia desestima apelación de ASSE por “faltas garrafales” de ortografía


Sin embargo, los intentos de ASSE no dieron los resultados esperados y lo que ocurrió fue que se gastó el doble. Por un lado, el organismo compró más recursos para abastecer a sus usuarios. Por el otro, continuó con las contrataciones en el sector mutual.

Mientras que en 2008 se gastaron $167.300.000 (casi US$ 6 millones) en camas de CTI, en 2016 se invirtieron $622.600.000 (casi US$ 21 millones). ASSE gastó entonces en ocho años US$ 15 millones más en alquilar camas de CTI cuando, a su vez, había comprado más de 100 camas propias.

Lo mismo ocurrió con los traslados. Mientras que en 2008 el organismo pagó $ 29.300.000 (casi US$ 1 millón) en ambulancias privadas, en 2016 ASSE invirtió $340.600.000 en ese rubro (más de US$ 10 millones). Por lo tanto, el sector público pagó US$ 9 millones por un servicio tercerizado cuando tenía 88 ambulancias más propias.

Los aumentos en las privatizaciones son tratados en la comisión investigadora de Diputados que indaga presuntas irregularidades en el organismo. El legislador nacionalista Martín Lema puso el tema sobre la mesa y denunció además que ASSE no sabe cuántas ambulancias propias tiene.

Si bien la institución publicó en febrero de este año que adquirió 88 ambulancias desde 2008, en un pedido de informes que realizó Lema el organismo respondió que había comprado 54.


Lea también: Hospital de Bella Unión daba fármacos a usuarios privados


La presidenta de ASSE dijo en agosto al semanario comunista El Popular que los gastos en camas de CTI no se multiplicaron por diez, sino que se duplicaron en los últimos ocho años.

Por su parte, el senador frenteamplista Charles Carrera escribió en la página de la lista 609 que el incremento en traslados fue del 102,44% desde 2008, y no del 1.062%. “Estos son los números reales, no los inflados por los denunciantes”, aseguró aunque no aclaró de donde salen las cifras.

“Se ha montado un verdadero circo mediático entorno a ASSE, (…) que reconoce sus errores y los detecta a través de auditorías de contralor que son base y fundamento de las denuncias que flamea una oposición sin agenda ni rumbo”, agregó.

Fuente: El Observador

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


17 − 12 =