Brutal paliza por comentarios racistas en EEUU: “Es mi tarea corregir a otra persona blanca”

Una joven escuchó una frase discriminatoria en el pasillo de un hotel y volvió para preguntar si había escuchado bien. El reproche derivó en una fuerte golpiza

La joven Colleen Dagg, de 23 años, estaba saliendo de un hotel en Florida cuando escuchó algo que la obligó a retroceder sobre sus pasos. Una mujer blanca había realizado unos comentarios racistas, por lo que la joven consideró que debía condenar la actitud. Pero la discusión terminó en una fuerte pelea que se viralizó en las redes sociales.

El video inicia cuando los ánimos ya estaban caldeados. “Me estoy sacando los zapatos para poder defenderme por si me pone las manos encima”, dice la joven. Allí, la otra mujer, identificada como Summer Cortts, de 39 años, pierde los estribos y comienza a ahorcarla, pero Dagg se libera y responde a la agresión con furia.


”Volví con calma para preguntarle si había escuchado bien. Ella me dijo que no tenía que preocuparme porque yo no era negra”


En entrevista con la NBC, Colleen explicó lo que pasó antes de la pelea: “Escuché algo cuando salía, lo pensé un segundo y volví con calma para preguntarle si había escuchado bien. Ella me dijo que no tenía que preocuparme porque yo no era negra”, indicó.

Collen Dagg explicó a NBC lo sucedido

Según su relato, la mujer había pedido a los empleados del hotel que sequen el piso mojado. “Necesitan hacer algo con esto, ya saben cómo son los haitianos”, fue la frase que desató la polémica. “Para mí, estaba infiriendo que los haitianos son más propensos a hacer juicios”, señaló la joven.

La discusión fue en aumento y Colleen aseguró que intentó salir del edificio, pero la mujer le impedía el paso, por lo que decidió prepararse para un inminente enfrentamiento. Tras la pelea, Cortts aseguró que estaba embarazada y que la llevaría a juicio. Sin embargo, deberá presentarse ante las autoridades por su conducta violenta, mientras que la policía consideró que Dagg actuó en defensa propia por haber sido atacada en primer lugar.

Luego de la viralización del video, Dagg se manifestó en su cuenta de Twitter para explicar su conducta. “Es mi tarea como persona blanca corregir a otra persona blanca”, señaló, argumentando que el privilegio que le otorga el racismo de la sociedad implica también una responsabilidad.

“Espero que (Cortts) haya aprendido su lección y que otros aprendan de este hecho”, agregó.

Además, compartió un mensaje en sus redes sociales que fue ampliamente compartido.

“Este es un país joven, construido sobre el racismo. La población negra ha sido privada de derechos durante más de 250 años. Cuanto más rápido acepte la verdad la población blanca, más cerca estaremos de un lugar de paz y entendimiento. Combatir el racismo depende del uso del privilegio blanco por las razones adecuadas. Hubo dos ejemplos de privilegio en el video. La mujer del vestido azul trató de usarlo sobre mí, pero el hecho de que yo sea blanca debe haberle barrido la cabeza. Si lo ven, hagan algo. Es realmente muy simple. Advertencia: algunas personas no pueden tolerar la verdad. Estén listos.”

Fuente: InfoBae




RSS Noticias de última hora

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*