Cervicobraquialgia: ese dolor que va del cuello hasta el brazo





La cervicobraquialgia puede aparecer producto de alguna lesión o incluso tras períodos prolongados de estrés. Las duchas alternas de frío y calor pueden ayudarnos a aliviar el dolor.

Puede que el nombre nos inquiete un poco, pero la cervicobraquialgia es más común de lo que pensamos.

Se trata de un dolor de la zona cervical que se origina en el cuello y se propaga por la médula espinal para llegar hasta el brazo e incluso los dedos.

Es muy invalidante. Sin embargo, una concepción errónea que se mantiene con respecto a esta dolencia es que se cree que solo afecta a las personas que practican deporte.

Factores como el estrés o la ansiedad crónica e incluso la artrosis derivan en este tipo de trastornos tan dolorosos.

La buena noticia es que, generalmente, se puede resolver con fármacos. No obstante, en los casos más graves no hay más remedio que recurrir a la cirugía.

A continuación, te proponemos conocer más datos sobre este problema del que no se suele hablar demasiado.

Cervicobraquialgia: cuando, de pronto, cualquier movimiento se convierte en dolor
Mover la cabeza, alcanzar un objeto, sentarnos, leer, acostarnos… E incluso respirar, todo se hace con gran sufrimiento. La cervicobraquialgia tiene su foco principal en la columna vertebral.

No estamos ante un simple latigazo cervical ni ante una contractura. Es mucho más.

Imaginemos nuestra la zona superior de nuestra columna vertebral. Es la que va de la vértebra C1 a la C7, que son, precisamente, las más pequeñas.

  • Ahora bien, dentro de estas pequeñas vértebras hay también ligamentos, tendones, músculos, fibras nerviosas…
  • Cuando se inflama alguna de estas zonas el dolor alcanza a diversas áreas de nuestro cuerpo.
    Así pues, es común que la inflamación se inicie en la columna y que alcance un hombro, la escápula, los brazos e incluso el tórax.

¿Cómo se origina una cervicobraquialgia?

  • Lesiones traumáticas: Lo señalábamos al inicio, una de las principales causas de la cervicobraquialgia son las lesiones originadas por un accidente o por la práctica de un deporte.

Las luxaciones, fracturas, esguinces o desgarros musculares suelen ser las principales causas.

  • Asimismo, periodos prolongados de estrés y ansiedad también derivan en este problema. Hay que tenerlo en cuenta.
  • Los procesos inflamatorios, como el reuma, también lo puede originar.
  • Por otro lado, las personas afectadas por las enfermedades degenerativas como la artrosis también pueden desarrollar con el tiempo una cervicobraquialgia.
  • Tampoco podemos obviar procesos infecciosos como, por ejemplo, la tuberculosis.

¿Qué síntomas tiene?
Seguro que habrás escuchado a alguien decir aquello de “es como si tuviera un puñal en la espalda”. En cierto modo, es algo similar.

Solo que, además de ese foco central, el dolor se irradia a otras zonas del cuerpo en forma de calor muy intenso.

  • La cervicobraquialgia, además de este dolor descrito, se caracteriza también por calambres intensos, trastornos de sensibilidad, debilidad muscular, entumecimiento o sensación de frío o calor intenso, como si fuera una quemadura.
  • Asimismo, es posible que experimentemos dolor de cabeza, problemas al mover el cuello, al sentarnos, mareos, náuseas… Casi cualquier movimiento va acompañado por intensas molestias.

¿Qué tratamientos existen?
La cervicobraquialgia requiere un tratamiento personalizado que solo los profesionales de la salud podrán ofrecernos. Es necesario ofrecer, en primer lugar, los fármacos adecuados para reducir la inflamación.

  • La fisioterapia, por su parte, permite contrarrestar el dolor y restaurar el funcionamiento de las extremidades.
  • Otra técnica muy adecuada es la terapia frío-calor. Las ducha calientes, las bolsas de agua e incluso los masajes con alcohol de romero son muy eficaces.
  • No podemos olvidar tampoco que, cuando nos diagnostican una cervicobraquialgia, es necesario guardar reposo.
    Todos estos procesos de gran dolor musculoesquelético requieren, ante todo, que nos tomemos la vida de otro modo.
  • Los especialistas nos recomiendan descansar boca arriba con el brazo donde se localiza el dolor justo detrás de la cabeza.

La cervicobraquialgia tiene buen pronóstico
Generalmente, la cervicobraquialgia tiene buen pronóstico. ¿Qué significa esto? Que las personas con una buena historia clínica tienen una tendencia natural a la mejoría en un periodo de entre cuatro a seis semanas.

El problema esencial está, sin duda, en aquellos pacientes aquejados por artrosis o artritis. Cuando estamos ante enfermedades crónicas lo más común es pasar épocas de mejoría con semanas de molestias intensas.

  • Si es nuestro caso, si padecemos alguna de estas dolencias, deberemos cuidar al máximo nuestro estilo de vida. Una buena alimentación, ejercicio moderado y controlar los focos de estrés y ansiedad pueden ayudarnos.
  • En los pacientes con una sintomatología más compleja puede recurrirse a la cirugía. No obstante, serán siempre nuestros médicos quienes tomen la decisión.

Fuente: Mejor con Salud

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


7 − 6 =