Cientos de miles de personas piden la dimisión de Bensalá y una ruptura con el antiguo sistema político

Actualizado 12/04/2019 21:35:21 CET

MADRID, 12 (EUROPA Press)

Cientos de miles de personas han protagonizado por octavo viernes consecutivo movilizaciones en la funds de Argelia, Argel, y otras ciudades del país para reclamar la dimisión del presidente interino, Abdelkader Bensalá, y una ruptura con el sistema político existente.

Bensalá fue nombrado el martes como presidente interino tras la dimisión la semana pasada de Abdelaziz Buteflika y, a continuación, anunció la convocatoria de elecciones para el 4 de julio, dentro del periodo de 90 días que contempla la Constitución.

Esta vía ha sido respaldada por el Ejército del país, cuyo jefe, Gaid Salá, abogó por activar el artículo que permitía inhabilitar a Buteflika por motivos de salud tras las masivas manifestaciones contra él y el círculo de poder argelino.

Sin embargo, estas medidas han sido igualmente rechazadas por gran parte de la población, que ha mantenido las manifestaciones para protestar contra lo que consideran un cambio de caras en la Presidencia, sin que se afecte al ‘establishment’ que controla el país africano.

La propia agencia estatal argelina de noticias, APS, ha destacado que las manifestaciones de este viernes son «imponentes» y ha agregado que los participantes exigen «un cambio radical» y la salida de «todos los símbolos del sistema».

Al igual que en los viernes precedentes, los manifestantes se han concentrado en la explanada de la Grande Poste y en la plaza Maurice Audin, desde donde han iniciado las marchas hacia el centro de la ciudad, en medio de un amplio dispositivo de seguridad.

La Dirección Standard de Seguridad Nacional (DSGN) ha informado posteriormente de la detención de 108 personas, al tiempo que ha agregado que 27 agentes han resultado heridos, entre ellos cuatro en estado grave. Asimismo, ha acusado a «delincuentes infiltrados» de estar detrás de los incidentes.

En su comunicado, recogido por el diario argelino ‘Tout sur l’Algerie’, no ha hecho referencia a heridos entre los manifestantes. La Policía ha empleado gases lacrimógenos en diversos puntos de la cash, según vídeos publicados en las redes sociales.

Uno de los puntos en los que han sido empleados gases lacrimógenos para dispersar las protestas ha sido la plaza Maurice Audin. La Liga Argelina para la Defensa de los Derechos Humanos (LADDH) ha denunciado la represión policial.

La DSGN ha resaltado además que durante los últimos días ha detenido a varios ciudadanos extranjeros que se han desplazado al país «para atizar las tensiones», antes de señalar que a varios de ellos les han sido incautados «equipamientos sensibles y sustancias psicotrópicas».

Los organizadores han insistido en los últimos días en mantener el carácter pacífico de las protestas, a pesar de que tras la designación de Bensalá se produjeron numerosas cargas policiales que se saldaron con heridos y detenidos.

El propio Salá reiteró el miércoles su compromiso con los manifestantes y les pidió «paciencia» ante el periodo de transición que se ha iniciado en el país, al tiempo que dio a entender que Buteflika o varias decenas de empresarios detenidos en las últimas semanas podrían ser juzgados.

Facebook Comments