Denuncia de Muñiz a Pereyra: tiempo perdido en la Justicia





Foto: Camilo Dos Santos

Vivimos en una sociedad convulsionada y enfrentada pero no podemos traer a la Justicia asuntos que en el fondo son menores. Mientras estamos acá hay asuntos importantes para ser tratados, así que les pido que traten de encontrar una solución a este diferendo”. Así inició el juez Carlos García la audiencia por el juicio que la presidenta de ASSE, Susana Muñiz, le inició al periodista Gabriel Pereyra, y que terminó con el retiro de la denuncia por parte de la jerarca luego de que el periodista aclarara que no había querido agraviarla.




De todos modos, Pereyra no se retractó ni pidió disculpas por sus afirmaciones en un artículo de opinión publicado en el blog Zikitipiú de El Observador el pasado 29 de julio y titulado: “¡Hola, Susana!, ni los buitres se salvan en tus hospitales”.

Si bien hubo un pedido de la defensa de Muñiz de que se sacara una retractación pública en el diario, Pereyra lo descartó. También aclaró que nunca habló de mala praxis y que por la calificación de “turra” realizada en una publicación de Twitter ya había pedido disculpas en esa red social.

Muñiz declaró al salir de la audiencia que luego de que Pereya le dijo que no quiso agredirla retiró la denuncia. “Aclaró que las personas que van a los hospitales de ASSE no tienen riesgo de procedimientos médicos innecesarios”, dijo la jerarca.

Juan Pablo Decia, el abogado de Muñiz –que es el director de Jurídica del hospital Maciel–, dijo que lo que más les interesaba era que quedara claro que la atención en ASSE no corre peligro, ya que consideró que la columna de Pereyra “generó alarma en el 1,2 millón de usuarios” de Salud Pública.
Pereyra declaró que no quería injuriarla y que incluso no la conocía personalmente hasta el momento de la audiencia. “Es la primera vez que la veo”, dijo. Pero alertó sobre la cantidad de juicios a periodistas que pueden presentarse si se mantiene el criterio de la jerarca de ASSE, ya que él y otros periodistas seguirán escribiendo.

“No quise cercenar la libertad de expresión. Acudí a la Justicia porque vi afectado mi honor”, Susana Muñiz, presidenta de ASSE

También aclaró que en la columna no se habla de mala praxis, y con respecto al calificativo “turra”, Pereyra explicó que “en el barrio, se refería a torpe o bruto” y que así ya lo había aclarado en esa red social.

El abogado de Pereyra, Andrés Ojeda, dijo que se llegó a un “acuerdo razonable para evitar estar en este periplo judicial, ya que hay temas mucho más importantes, como dijo el juez”.
Según pudo saber El Observador, días antes de la audiencia el abogado de Muñiz se encontró con Ojeda y le habló de la posibilidad de tentar un acuerdo, que fue lo que finalmente ocurrió.

El tuit de Díaz y la objetividad

El fiscal Ricardo Perciballe planteó al comenzar la audiencia que debido al tuit del fiscal de Corte, Jorge Díaz, sobre el tema “se puede poner en tela de juicio la objetividad” de la Fiscalía en el caso y que por eso quería plantearlo a las partes.

Luego de que se conoció la denuncia de Muñiz contra Pereyra, Díaz, que es el superior de todos los fiscales, tuiteó: “Que sean todos tolerados, antes que algunos constreñidos. Rechazo las limitaciones a la libertad de expresión, sobre todo el reproche penal”.

Sin embargo, la parte denunciante –Muñiz– señaló que “confiaba en absoluto en la objetividad e imparcialidad” del fiscal, mientras que Pereyra no presentó objeciones, según consta en el acta del juez.

Fuente: El Observador

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


diecinueve − tres =