Domenech le respondió a Carrera en defensa de los fiscales: “¿Desde cuándo un sueldo aceptable justifica que se violen normas laborales?”





La presidenta de la Asociación de Fiscales del Uruguay dejará su cargo y se jubilará: "Se está viviendo un verdadero caos".

La presidenta de la Asociación de Fiscales del Uruguay, Dora Domenech, dejará esta semana su cargo porque decidió jubilarse. Una decisión que adopta a pocos días de la entrada en vigencia del Código del Proceso Penal, con el que los fiscales tienen varios reparos por la organización del trabajo que dispone.

Lo que realmente adelantó la decisión de jubilarme fue el conocer el destino que se me daba. Cuando supe que iba a una Fiscalía con el código viejo, supe que iba a ser extenuante e inabarcable. No estoy en una situación en mi casa que me permita desaparecer todo el día hasta la noche.

Es llamativo que un senador, haciendo mención a los sueldos que ganamos, insinuando que son muy buenos… le diría a Charles Carrera que no son sueldos excelentes, sino más bien decentes. Creo que es repudiable todo lo que dijo Carrera. Es un sueldo medianamente aceptable en los términos del Uruguay: hablamos de 120.000 pesos en la mano, porque tenemos cerca de 70.000 pesos de descuentos.

Con eso, un fiscal debe darle educación a sus hijos, con la decadencia que hay en la educación pública, por lo que hay necesidad de educación privada. También con la necesidad de trasladarse en un auto, porque hablamos de una función de riesgo. El fiscal tiene necesidades que justifica un sueldo medianamente aceptable.

Y tenemos una responsabilidad tremenda, y tampoco podemos dedicarnos a ninguna otra actividad remunerada. Optamos por defender los derechos de la sociedad. ¿Desde cuándo un sueldo aceptable justifica que se violen las normas laborales? Es increíble que una persona dedicada a legislar justifique esa violación solo porque se trata de trabajadores medianamente bien retribuidos.

Yo no he recibido amenazas en los últimos tiempos, pero como la mayoría de los fiscales he tenido que tener custodia al haber pasado antes por esas malas experiencias. Los fiscales son personas muy dignas y muy correctas.

Lo que sucede últimamente es que venimos perdiendo jerarquía. Y eso nos ha desmotivado. La ley orgánica que empezó a regir este año ya no nos trata como magistrados y los fiscales nacionales pasamos a ser fiscales de Montevideo.

Los planteos no son recogidos. Somos tratados a verticalazos. Se nos ha bombardeado con decretos por parte de la Fiscalía de Corte.

Si es una falta dejar vencer un plazo procesal o no ir a las audiencias, ¿cómo puede ser que cuatro fiscales que heredaron el trabajo de 24 puedan cumplir estrictamente con todo sin errar en su actividad? Tengo 31 años de fiscal y no estoy para regalarme en una masa d trabajo que sé que es indominable, donde sé que somos proclives a cometer errores involuntarios y todavía luego ser sancionados.

Se está viviendo un verdadero caos. Y la situación en el interior es mucho peor que en Montevideo. El error de todo esto ha sido asegurar que este nuevo código se podía poner en funcionamiento con los recursos humanos existentes.

Fuente: Teledoce

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


cuatro × dos =