Dos de las 15 cortinas metálicas que fueron intervenidas en 18 de julio fueron vandalizadas al caer la noche





La obra vandalizada fue del artista Rodrigo López. Foto: Gentileza Lucia Arace

Dos de las 15 cortinas metálicas que fueron intervenidas en 18 de julio por artistas callejeros uruguayos fueron vandalizadas al caer la noche, después de haber sido pintadas. Una de ellas fue el mural denominado “Proyectarse” de Rodrigo López, que adorna la cortina metálica de la sede del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y que ya había sido terminada. La otra obra afectada aún estaba en proceso de creación.

“El sábado pasado estuvimos toda la tarde pintando. Muchos terminaron y otros no, por lo que volvimos cerca de las 10:00 de la mañana del domingo y ahí fue cuando vimos que las obras de dos compañeros habían sido “tagueada”, es decir le habían hecho una firma sobre la pintura”, contó a El País Lucía Arace una de las artistas que participaron de la iniciativa.

Según contó, desde la Intendencia de Montevideo se mostraron “sorprendidos” ya que la noche del sábado inspectores y policías se habían quedado hasta las 6:00 de la mañana por la zona controlando que las obras no fueran vandalizadas. “Se ve que el hecho fue después de las 6:00 de la mañana”, opinó Arace.

.
Rodrigo López, que ya había terminado su obra, debió volver el domingo a arreglarla.

“No puede ser que pasen esas cosas. Estamos tratando de generar una mejor convivencia y que la ciudad quede mejor, y lo vandalizan. Hay códigos que se respetan entre los que pintamos en la calle. No vas a pintar arriba de otro”, dijo Arace indignada.

Lo curioso es que el barrio céntrico está lleno de grafitis, muchos de ellos garabateados sobre casas recién pintadas, y nadie parece escandalizarse.

Indignación.

La artista callejera subió la foto de la persiana “tagueada” a las redes sociales y varios expresaron su malestar por lo ocurrido.

“¡Más respeto a las obras de los artistas callejeros, ayer pintado hoy vandalizado! ¡Una verdadera lástima!”, fue una frase que comentó la publicación.

Las respuestas no se hicieron esperar: “No sé quiénes son los autores de los murales ni de los tags. Pero abajo de ese mural habían varios tags. Puede que el tal “Arc” le haya faltado el respeto al mural porque este no respetó a quienes estaban antes ahí”, dijo Cristian Andrade y agregó: “El mural tapa el tag y el tag tapa el mural. La regla de la calle es que nada es permanente. Del mismo modo se puede volver a pintar arriba del tag”.

“El grafiti y el muralismo como todo es una institución, con años de vida, y como toda institución tiene reglas. Si vas a tapar un muro, hacelo con otro muro y mejor. Si no saben las reglas que no pinten, no se mete un tag arriba de un mural, media pila”, le contestó por su parte Ale Pasek.

“Claro ejemplo de la falta de respeto que existe en todos lados”, dijo Gabriela Llugain.

“Qué bajón. Hay que restaurarlo de inmediato y en lo posible cubrir toda la superficie porque según la ley de calle no debe quedar nada de lo anterior a la vista. Ánimo, son solo pendejos sin código, hay que dejarlo de nuevo como estaba y seguir”, opinó el también artista callejero Nicolás Alfalfa.

Iniciativa.

“La galería a cielo abierto” fue una iniciativa propuesta por la IMM, el Municipio B y el Grupo Centro, como parte de la “revitalización” de la principal avenida de la capital. Los 15 artistas fueron escogidos tras un concurso en el que se presentaron 54 propuestas.

La Intendencia aportó el premio de $ 8.000 a cada, el Municipio B los materiales y los empresarios la alimentación de los artistas. Según las bases del concurso los diseños debían incluir referencias a personalidades destacadas de Montevideo o ejes temáticos de la ciudad y a su vez “promover la igualdad de género y el respeto a la diversidad”. El rostro del escritor Juan Carlos Onetti, la poeta Idea Vilariño o dos hombres bailando tango, son algunas de las ilustraciones pintadas.

Fuente: El País

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


3 × uno =