El Pato Feo robó “para difundir su libro y contar su verdad”, dijo su hermana.





El procesado escribió un libro de más de 500 páginas en prisión contando "su realidad" y cometió los últimos robos a rostro descubierto porque "quería ser reconocido".

El delincuente conocido como el Pato Feo (Anthony Martín Rodríguez Silvera) y otros seis integrantes de su banda fueron procesados en las últimas horas por la Justicia, luego de haber cometido siete asaltos a comercios y locales de cobranzas en Montevideo y Canelones.

Desde la Jefatura de Policía de Canelones confirmaron que de los once detenidos en el operativo del viernes, cinco fueron procesados con prisión – entre ellos el Pato Feo, lider de la banda -, dos fueron procesados sin prisión y otros cuatro quedaron en libertad.

Según su familia, el Pato Feo siempre quiso que se lo reconociera y por eso en todos los asaltos era el único a “cara descubierta”. Su hermana, Lucía, dijo que Rodríguez escribió de puño y letra más de 500 páginas en prisión con el fin de dar a conocer su historia y “su verdad”.

El libro, llamado Diario íntimo de un delincuente, fue presentado para su registro en la Dirección Nacional de Cultura, según su hermana, que envió un documento adjunto, además de fotografías familiares en que aparece junto a Rodríguez. Para ello, el Pato Feo debió firmar -antes de fugarse en setiembre- una autorización para que su madre lleve las copias de lo escrito al MEC, ya que al estar en el módulo 12 del Comcar obviamente no se podía hacer presente.

“No había nadie que lo quisiera publicar, pero ahora ya han llamado editoriales a mi madre para sacar el libro”, dijo su hermana.

El Pato Feo tiene cinco antecedentes penales por homicidio, copamiento y rapiña. Sin embargo, su hermana asegura que es inocente de esos delitos. “La mitad de las cosas que se dice no son ciertas. Él en el libro cuenta la verdad”, dijo.

Sin embargo, reconoce que todos estos últimos delitos fueron cometidos por él y que su objetivo era que se conociera su historia y juntar dinero para la difusión del libro. “Por eso aparece con el rostro descubierto. Él quería juntar dinero para publicar su historia”, contó Lucía. Aseguró que no se contactó con su familia mientras estuvo prófugo.

Con respecto a su fuga del Instituto de Traumatología, señaló que “lo rescataron en agradecimiento”. “Él salvó la vida a policías y compañeros, estando en la cárcel, evitó que se mataran. Nadie lo hubiera rescatado si no estuvieran agradecidos”, señaló.

Agregó que en el libro cuenta cómo fue su vida, cómo llegó a la cárcel y sobre todo “su realidad”. Explicó además que el libro no es una apología de la delincuencia sino “todo lo contrario”, y que “el ministro Eduardo Bonomi sabe a quién le debe la vida”.

Fuente: Montevideo Portal

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


dieciocho − dieciocho =