El régimen chino sale al rescate de la dictadura de Nicolás Maduro

Un grupo de altos funcionarios del régimen militar de Nicolás Maduro está en tierras chinas desde la semana pasada con el objetivo de negociar con sus pares de ese país la creación de un fondo binacional: China está dispuesta a salir al rescate de Venezuela.

Maduro pidió sus funcionarios “ampliar la participación accionaria de todos los inversionistas chinos, rusos, indios y malasios” que ya tienen presencia en la Faja Petrolífera del Orinoco, la principal reserva de crudo del país caribeño, para “enfrentar la guerra económica” de Estados Unidos.

“Los funcionarios del gobierno venezolano se encuentran en China negociando un acuerdo general de apoyo estratégico en las áreas financiera y de repotenciación de las industrias básicas de transformación de hierro, acero y aluminio”, afirmó al portal El Estímulo una de las fuentes familiarizada con la operación, que requirió el anonimato.

Un grupo de altos funcionarios del régimen militar de Nicolás Maduro está en tierras chinas desde la semana pasada con el objetivo de negociar con sus pares de ese país la creación de un fondo binacional: China está dispuesta a salir al rescate de Venezuela.

Maduro pidió sus funcionarios “ampliar la participación accionaria de todos los inversionistas chinos, rusos, indios y malasios” que ya tienen presencia en la Faja Petrolífera del Orinoco, la principal reserva de crudo del país caribeño, para “enfrentar la guerra económica” de Estados Unidos.

“Los funcionarios del gobierno venezolano se encuentran en China negociando un acuerdo general de apoyo estratégico en las áreas financiera y de repotenciación de las industrias básicas de transformación de hierro, acero y aluminio”, afirmó al portal El Estímulo una de las fuentes familiarizada con la operación, que requirió el anonimato.

El Estímulo y Bloomberg publicaron que, de acuerdo a analistas financieros, el salvataje chino le permitiría al gobierno venezolano lograr importantes ahorros, tanto en el pago de capital como de intereses de estos papeles, cuyos precios han caído estrepitosamente en el mercado financiero global, donde se negocian a precios de “bonos basura”, pero con altos rendimientos inherentes a su alto riesgo.

El equipo venezolano del área financiera que se encuentra en China está dirigido por el presidente del Fonden (Fondo de Desarrollo Nacional), Simón Zerpa, uno de los sancionados por el gobierno de Estados Unidos.

“Sus esfuerzos se concentran en la creación, junto a tres bancos chinos, de un subfondo para la recompra de la deuda venezolana, tanto soberana, como de Pdvsa. La estrategia de ese subfondo sería aprovechar el ahorro que podría obtener el país y Pdvsa mediante la recompra, a descuento, de los bonos que vencen en 2017 y 2018″, afirmó la fuente citada por El Estímulo.

Entre 2017 y 2018 –agregó- se contemplan pagos de capital por vencimiento de dichos bonos por la cantidad de 2.426,6 millones de dólares. Sin embargo, si el subfondo chino-venezolano adquiere esos papeles al precio que tienen en los mercados financieros a la fecha de hoy, sólo se pagarían USD 1.704 millones. Es decir, que Venezuela y Pdvsa ahorrarían más de USD 700 millones.

El rol del sancionado Simón Zerpa

Zerpa es el más prominente funcionario bolivariano involucrado en estas negociaciones técnicas en China. Preside el Fonden desde 2014 y, además, es vicepresidente de Finanzas de la estatal Pdvsa desde el 29 de enero de 2017. Es hijo del embajador de Venezuela en China, Iván Zerpa Guerrero.

Pero hoy sus funciones están limitadas porque recientemente fue incluido en la lista Clinton de sancionados por la OFAC (la oficina de control de activos extranjeros del departamento del Tesoro de Estados Unidos).

Fuente: Infobae

 

Facebook Comments

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*