El testimonio de los residentes del pueblo español de Vielha sobre la restitución de la niña a España





El caso de una pequeña que vino con su madre a Montevideo y que ahora debe regresar por orden judicial a España, de dónde provino, ha generado conflictos. La madre de la niña afirma que fue abusada sexualmente por su padre, lo que la motivó a no llevarla de regreso a España. El padre, a su vez, niega tales acusaciones.

Telemundo contactó a quienes conocen a la familia en la localidad de Vielha, en España, donde residían.

Lali Aguirre reside en ese pueblo español y afirma conocer a los padres de la niña. Sostuvo lo siguiente:

“Es un chico normal de su edad y con sus cosas y sus menos, que adoraba a su hija. Todos lo hemos visto ir al colegio, volver, hacer horas para estar con ella y cuidarla de una manera sana. O sea estamos todos perplejos. Al momento no hemos encontrado a nadie que diga: ‘bueno a lo mejor las manos en el fuego no se pueden poner’. Es una manipulación. Ella se había poder ido de otra manera. Los que estamos aquí creemos muy injusto el daño irreparable que le ha hecho a la niña y al padre. Ella vivía con la amenaza constante de ‘me la llevo, me la llevo’. No es una cosa de última hora”.

Pablo, el padre acusado de abuso, trabaja como técnico radiólogo en un hospital. Esther Tripiana Pons trabaja con él ese centro y detalló cómo vive la situación:

“Hubo veces que le miraba y estaba tan triste… Tanto y seguía en el trabajo porque necesitaba el dinero para pagar abogados. ¿Qué consuelo le das? Qué le dices a una persona que quieres y que la ves tan triste injustamente.

No encuentras una sola personas que conozca a ella y a él que te diga que eso puede ser verdad. Mi indignación es porque es una madre que está haciendo daño a su hija, aparte de Pablo”.

Stella Fernández, otra habitante de Vielha, fue consultada por si no está siendo engañada por la personalidad de Pablo:

“No puede ser… es imposible que todos estemos engañados. Es imposible. Para que seamos tantos los que estamos dispuestos a hacer de todo para que la niña vuelva a estar al lado de su padre”.

Stella contó que tenía relación con María- la madre- hasta que fue a Uruguay, donde perdió el contacto.

“A todos nos tiene bloqueados. Si no tiene nada que esconder, ¿para qué nos bloquea?”, dijo Stella.

Aroa Fernández conoce a Pablo desde hace 32 años y a María de hace un tiempo. Se manifestó sorprendida por la situación:

“No entiendo cómo le pagas así a la persona que da la vida por su hija. Que no se olvide que ella crecerá y sabrá todo esto. Tengo una niña pequeña y si un día se la tuviera que dejar a Pablo, lo haría segurísima sin ningún problema”.

Analía Medina fue concuñada de María por cuatro años y tenía una relación estrecha con ella.

“Esto lo hizo porque se quiso separar, se quiso llevar a la nena y lo único que puede decir para retener a la nena es esto. Las veces que la veía venir de Uruguay, me decía que le iba bien pero que la nena extrañaba un montón a Pablo. Por eso también me sorprendió, porque lo que me contaba no tenía nada que ver con lo que hizo”, expresó.

Fuente: Telemundo

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


siete − 6 =