El triple crimen de Alcácer y su investigación en Maldonado





En noviembre próximo se cumplirán 25 años del triple crimen de Alcácer, en Valencia, que fue un hecho que movió los cimientos de España. Su esclarecimiento ha sido, practicamente, cuestión de estado.

Antonio Anglés ha sido sindicado como el autor del hecho pero hasta el momento no se lo ha ubicado. Es el asesino más buscado de la madre patria. Dos periodistas del Equipo de Investigación de la Sexta han vuelto a recomponer la historia con la ayuda de algunos colegas, uno de ellos el periodista Alexis Cadimar, quien viajó a España para aportar los datos investigados en Uruguay y fundamentalmente en Maldonado, donde la policía y el juzgado penal de 2do. turno intervinieron en el caso. Todo este trabajo también será recogido en un libro que se editará proximamente.

“‘El 13 de noviembre de 1992 con una mitad de España todavía pendiente de la clausura de la EXPO92 de Sevilla y la otra todavía viviendo los ecos por la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona, el corazón de un pequeño municipio de Valencia fue apuñalado. Desiree Hernández, Miriam García y Antonia Gómez desaparecieron la misma noche de ese viernes en la cual habían quedado para celebrar una fiesta de instituto en la discoteca Coolor de Picasent, una localidad contigua. Esther Diez, la cuarta amiga del grupo de quinceañeras, tuvo la fortuna de coger un catarro que la dejó esa noche en su casa”, decía una de las crónicas periodísticas de la época en España.

Setenta y cinco días después los cadáveres en avanzado estado de descomposición aparecieron en una fosa con signos de haber sufrido violaciones y todo tipo de lesiones debido al ensañamiento para producirles la muerte. Fueron hallados gracias a unos apicultores, el 28 de enero de 1993 a la altura del barranco de La Romana.

“Este es un caso que sucedió en Valencia hace 25 años. Es un crimen que realmente conmocionó a la sociedad española. Fue el asesinato de estas tres adolescentes a manos de dos delincuentes de la zona de Valencia”, recordó Genar Martí, quien desarrollaba su tarea de reportero en ese momento en la tv de Valencia.

Agregó que estos delincuentes se dedicaban a robar y al tráfico de drogas. “Y una noche subieron a las tres niñas que estaban haciendo ‘auto-stop’ para ir a la discoteca… Las subieron al coche para, en teoría, llevarlas a la discoteca, pero pasaron de largo y las llevaron a una caseta abandonada en la montaña y allí cometieron una barbaridad, una serie de atrocidades”, relató.

Martí recordó que “las torturaron, las violaron, las asesinaron… Las mataron de un disparo en la nuca a cada una de ellas y después las enterraron”.

UN CASO QUE CONMOCIONÓ A ESPAÑA

“Estas niñas estuvieron ‘desaparecidas’ durante tres meses… Esos tres meses de búsqueda conmocionaron a la sociedad española. Fue el primer caso en el que se empapelaron las ciudades con las fotos de las tres, la policía se volcó en su ubicación, la gente pedía respuestas… Y al cabo de tres meses se encontraron los cuerpos”.

“Los indicios apuntaron a un delincuente de la zona, que se llamaba Antonio Anglés, que consiguió huir. Logró burlar el cerco policial y hasta el día de hoy no se sabe nada de él”, dijo el periodista e investigador.

Indicó que junto a otro compañero de la Sexta de la tv española, han venido trabajando en el caso y también han decidido “escribir un libro sobre esta historia, que fue muy interesante… Sobre todo porque queda ese ‘fleco´ abierto: el autor principal de este crimen brutal sigue prófugo de la justicia. Es un fugitivo”, subrayó.

Agregó que, entonces, empezaron a investigar, a hablar con la policía española, “para ver en todo este tiempo que pistas se han seguido y qué ha pasado con Antonio Anglés, si está vivo o está muerto, si consiguió llegar a Sudamérica. Su intención era subirse como polizón en un barco y empezar una nueva vida. O se ahogó. Esa es un poco la línea que estamos investigando”.

“Al día de hoy, continúa siendo el asesino más buscado por la policía española en todos los tiempos”, enfatizó.

LA “PATA” URUGUAYA

También señaló que la indagatoria de este caso en Uruguay “es una de las de las investigaciones internacionales a las que, desde un principio, se le dio mayor credibilidad”. Se manejó que “un sospechoso que había en Uruguay podría ser Antonio Anglés”, indicó.

“La policía siempre ha manejado que, si está vivo, está en algún país de Sudamérica. Esa era su intención… Se ha barajado que el destino que tenía en su cabeza era Brasil, porque su madre es de Sao Paulo y reside allí… Pero surgió esta otra pista. La Guardia Civil le dio bastante credibilidad y sus agentes se trasladaron a Uruguay”, narró.

“En Uruguay surgieron dos pistas: una en Montevideo y otra en Punta del Este. Con la colaboración de la policía uruguaya buscaron a estos dos sospechosos… Era gente que se movía en los prostíbulos… En el caso de Montevideo en la zona del Puerto (zona de la ciudad vieja)… Porque se comentó a través de un empresario de Valencia que fue a Montevideo, que visitó estos locales, que allí le comentaron que este fugitivo tenía relación con una prostituta montevideana. Esto fue en el año 1995 o 1996. El triple crimen estaba súper candente en España. Y la guardia civil no lo pensó y viajó de inmediato a Uruguay”, resaltó.

Añadió que “se siguieron una serie de pistas. Se investigaron hasta cuatro prostíbulos de Montevideo, se habló con muchos marineros y personas de estos ambientes, pero todo resultó infructuoso porque al final se identificó a la persona y resultó ser un ciudadano portugués.

Físicamente se parecía mucho a Antonio Anglés y tenía algunos tatuajes en su cuerpo, como el fugitivo español, pero no era él”.

LA INVESTIGACION EN MALDONADO

Cuando la policía española estaba en Uruguay surgió otra pista, que fue investigada por Alexis Cadimar, corresponsal del diario El País, en ese momento, que ahora fue invitado para repasar lo acontecido y realizar su aporte periodístico al caso en Madrid.

Los dos policías españoles, uno de ellos hoy retirado y un joven oficial se trasladaron a Maldonado para trabajar en conjunto con al Dirección de Investigaciones. El joven oficial de aquella época, José Miguel Hidalgo, es el actual jefe de Homicidios del UCO (Unidad Central Operativa) un grupo de élite de la policía española, quien aún mantiene vivos algunos recuerdos de ese entonces.

En Maldonado, el caso cayó en manos del Inspector (R) Miguel Angel Gianola, el cual delegó la investigaciones a los jovenes oficiales Fernando Pereyra (hoy comisario y Jefe del Distrito Operacional III) y al fallecido, Ruben Ferrizo. Los dos realizaron diferentes trabajos de inteligencia en distintos ambitos. La policía siguió la pista de la prostituta montevideana que había llegado a trabajar a un conocido prostíbulo de la zona. También se analizaron datos de mujeres que viajaban a España y a Italia, donde se desempeñaban como trabajadoras sexuales.



Un dato logrado por los investigadores los llevó a una persona extranjera que convivía con una mujer uruguaya que viajaba a Italia para trabajar. Los dos oficiales de Investigaciones con los datos de sus colegas españoles y la fotografía de su ficha de Interpol, se traladaron a un negocio ubicado en la rambla Claudio Williman. En el lugar observaron los movimientos y “marcaron” al presunto criminal que estaba a cargo del lugar. Sus características eran muy similares con las de Anglés e incluso en los tatuajes. La policía tenía un dato que lo podría descartar, ya que decía ser italiano aunque hablaba muy bien español.

Con ese dato encontra, el 24 de julio de 1996, la policía de Maldonado con apoyo del Grupo GEO, ingresó en un apartamento de la parada 14 de la mansa. El allanamiento fue autorizado por el juzgado de 2do.turno de Maldonado y según costa en el expediente en poder de su similar española, se detallan aspectos del operativo en el cual se detiene al sospechoso.

Si bien sus características físicas apuntaban a que podría tratarse de Anglés, finalmente se comprobó, desafortunadamente, que era efectivamente un ciudadano italiano”.

Por otro lado, por tres años se vigiló la casa de la madre de Anglés en San Paulo. Una supuesta familia que en realidad eran policías españoles, se instaló en un apartamento frente a su finca, siguiendo todos los pasos de sus familiares pero tampoco dio resultado ese esfuerzo de los agentes.

EL CASO NO HA PRESCRIPTO AÚN

“La guardia civil se volvió a España con las manos vacías. Antonio Anglés seguía siendo un fugitivo. En 2017 continúa siendo una persona que nadie sabe dónde está”, resumió el colega español.

Martí explicó que, en España, el delito de homicidio prescribe a los 20 años, por lo que en algún momento se especuló que el asesino podía aparecer luego de ese plazo, cuando ya no debería responder ante la justicia. “Si estos hechos ocurrieron en 1993, el caso tenía que haber prescripto en 2013… Pero es un caso que en España sigue vivo. La sociedad tampoco iba a ver con buenos ojos que este caso prescribiera”.

“De alguna manera se ha buscado una argucia legal para echar la prescripción hacia más adelante. En 2009 se hizo la última de las investigaciones más serias para ubicar a Antonio Anglés. Fueron ‘pinchazos’ telefónicos a la hermana del fugitivo. La hermana estaba en Las Vegas en ese momento y se pensó que, si Antonio Anglés estaba en Estados Unidos, podría entrar en contacto con ella”, informó.

“Entonces, la justicia se agarra de esa diligencia, para sostener que el caso estaba vivo y la fecha empieza a correr, de nuevo, a partir de 2009 y no prescribirá hasta 2029. El caso está abierto. Si lo detienen mañana, tiene que responder ante la justicia”, afirmó.

Cabe agregar que la Policía Civil Española ha desarrollado una intensa pesquisa para dar con el paradero de este criminal, destinando funcionarios y recursos, sin descartar ningún dato ni pista sin importar el lugar del mundo.

Asimismo hubo un compinche de Anglés que fue detenido en su momento y fue a prisión por este caso. En un primer momento se estableció que MIguel Ricard era cómplice de Anglés pero luego de 21 años en la cárcel, recuperó la libertad. Había sido condenado a 170 años de cárcel.

Fuente: Fm Gente

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


cuatro × 2 =