Encontraron la cabeza de la periodista sueca que fue asesinada y desmembrada en un submarino





El inventor danés Peter Madsen, tras ser rescatado de su submarino el 11 de agosto. AFP

Hace un mes y medio, un ciclista encontró el tronco de la periodista sueca Kim Wall en la orilla de la bahía de Køge, cerca de Copenhague. Después de semanas de intensa búsqueda, los buzos de la policía finalmente encontraron la cabeza, las piernas y la ropa de la mujer que creen fue asesinada por el inventor danés Peter Madsen cuando lo fue a entrevistar a bordo de su submarino.

Los restos de la mujer y su ropa se encontraban en dos bolsas, precisó el inspector de policía de Copenhague, Jens Moller Jensen. “Nuestro dentista forense confirmó que se trataba de la cabeza de Kim Wall”, declaró a la prensa.

Madsen, de 46 años, se encuentra detenido desde el 11 de agosto y está acusado de asesinato y afrenta contra la integridad de un cadáver. Este ingeniero autodidacta, obsesionado por la conquista del mar y del espacio, afirma ser inocente, a pesar de los numerosos indicios en su contra.

El martes, la fiscalía danesa anunció que se encontró en su taller un disco duro con películas “fetichistas” en las que mujeres “reales” eran torturadas, decapitadas y quemadas.

La hipótesis con la que trabajan las autoridades es que en las cuatro horas que el submarino estuvo sumergido en el Báltico la noche del crimen, Madsen descuartizó el cuerpo y se deshizo de él. El fiscal, Jakob Buch-Jepsen, también reveló que el cuerpo de la periodista presenta 14 puñaladas en la zona del abdomen.

Según la investigación, Madsen ató tubos metálicos al torso y realizó cortes para extraer el aire del cuerpo de Wall, presumiblemente para que se hundiese y no saliera a la superficie.

El hombre está acusado de haber luego hundido el submarino, en el que la policía encontró abundantes rastros de sangre de la periodista. El inventor fue luego rescatado cerca del estrecho de Öresund, entre Dinamarca y Sueca.

En un primer momento, Madsen dijo que la periodista había desembarcado con vida en la isla de Refshaleoen, en Copenhague, la noche del 10 de agosto. Después, cambió su versión de los hechos y explicó que la mujer había sucumbido a un accidente y que, movido por el pánico, lanzó su cuerpo al mar. Pero todo apunta a que Madsen mató a Wall para satisfacer sus fantasías sexuales, y que después mutiló el cuerpo.

Fuente: TN

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


3 × dos =