Es el futbolista más rico del mundo… y casi nadie lo conoce

Pensar en los futbolistas más ricos del mundo está asociado a grandes figuras como Cristiano Ronaldo, Lionel Messi o Neymar. También podría aparecer algún nombre de la Superliga China, que paga muy bien a sus jugadores. Sin embargo, hay un niño de 19 años que juega en la categoría reserva de Leicester City inglés al que nadie tiene en cuenta.

Se llama Faiq Jefri Bolkiah y es el sobrino de Hassanal Bolkiah, el Sultán del Brunéi, un pequeño país asiático de poco más de 400.000 habitantes.

La familia de este talentoso extremo, que firmó contrato con los ‘Foxes’ en mayo de 2016, tiene una riqueza estimada de 20.000 millones de dólares. Según informó el periódico inglés Mirror, el joven futbolista llegó a gastar hasta 35 millones de dólares en un mes entre coches de lujo, relojes y accesorios de oro blanco. Sus mascotas favoritas son los tigres y los leopardos.

Meet Oscar 😀 #babyleopard @tmski 😂😂

Una publicación compartida de Faiq Jefri Bolkiah (فائق) (@fjbolkiah) el

🙇🏽👔 #tb

Una publicación compartida de Faiq Jefri Bolkiah (فائق) (@fjbolkiah) el

Su familia tiene una impresionante colección de autos (poseen cerca de 600 Rolls-Royces) y son propietarios del palacio más grande del mundo, valuado en 350 millones de dólares. Su padre, hermano del Sultán, es jefe de la Agencia de Inversiones de Brunei, que depende del Ministerio de Finanzas del país. Cuando celebró cumplió 50 años, le pagó casi 17 millones de dólares al cantante Michael Jackson por un show privado.

En cuanto a Faiq Bolkiah, nació en Los Angeles (Estados Unidos) y llegó muy joven al fútbol inglés. Comenzó su carrera en el AFC Newbury. En 2009, ingresó en la academia del Southampton y cuatro años después el Arsenal FC le ofreció un contrato. Luego tuvo un paso por el Chelsea y, en mayo del 2016, desembarcó en el Leicester City.

A su corta edad, ya fue capitán de la selección absoluta de Brunei. Con su combinado nacional disputó nueve partidos y convirtió un gol.

Su riqueza resulta insignificante cuando Faiq Bolkiah juega al fútbol y él sabe que el dinero no puede comprar su sueño. “He jugado al fútbol desde que tengo memoria y desde muy joven siempre he disfrutado salir al campo y tener la pelota a mis pies. Mis padres siempre me han apoyado en lograr mi sueño de ser futbolista”, explicó.

Fuente: Infobae




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*