Falleció de un paro cardíaco tras ver como rescataban a su familia.

Los propios rescatistas intentaron reanimarlo y la emergencia médica no bajó a la playa.

Un hombre de 65 años murió de un paro cardiorrespiratorio este martes en la playa de San Luis, en el kilómetro 63 de la ruta Interbalnearia.

El ataque le vino luego de ver cómo un guardavidas tenían que meterse al agua para rescatar a familiares suyos que estaban en riesgo de ahogarse.

“El señor tuvo un accidente (cardíaco) en una zona donde hacía pie. Los guardavidas de ese puesto y el vecino tuvieron una actuación muy buena. Pero la emergencia que da servicio no dio respuesta y hubo que llamar a una emergencia local”, le dijo a ECOS el director de Deportes de la Intendencia de Canelones (IC), Alejandro Pereda.

Según Pereda, la IC está investigando qué fue lo que pasó y no descarta tomar medidas. El jerarca indica que “desde 2012” está contratado el servicio de emergencia móvil para la Costa de Oro (entre los arroyos Pando y Solís Grande, entre los balnearios Neptunia y Jaureguiberry), “el que se renueva automáticamente mediante trámites administrativo”, con la empresa SAPP.

El jerarca admitió que el servicio el martes estaba suspendido. Este miércoles, Radio Uruguay informó que, para esa empresa, el contrato para la cobertura en la Costa de Oro se había vencido en junio y que, tras ocho comunicados hacia la IC pidiendo que se renovara, el vínculo fue cancelado el 23 de diciembre.

Tres días después, moría una persona en San Luis tras no ser asistida. “Estamos investigando. No sabemos qué pasó”, afirmó Pereda.

Fuente: Ecos Uruguay




RSS Noticias de última hora

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*