Fiscalía ya tiene pronta la acusación por muerte de Valentina Walter

La acusación de la fiscal Verónica Bujarín contra los dos imputados por la violación y muerte de la niña Valentina Walter, ocurrida el 12 de noviembre en Rivera, en el día de su noveno cumpleaños, ya está pronta. Así se lo dijo la propia magistrada a ECOS. Únicamente falta que se validen los estudios toxicológicos y una anatomía patológica practicada al cuerpo de la pequeña, más una pericia psicológica a los imputados, todo por parte del Instituto Técnico Forense (ITF).

Una vez en poder de esos estudios, Bujarín presentará su acusación. “El ITF prometió que esos estudios estarán a mediados de enero o principios de febrero”, señaló la fiscal. Es a tiempo: la prisión preventiva tomada como medida cautelar a sus asesinos vence el 17 de febrero.

En este último mes, tanto Bujarín como la fiscal adscripta Verónica López viajaron a Montevideo a acelerar los procesos en el ITF. La directora Beatriz Balbela y la psicóloga Ana Nin le prometieron tener las pruebas justo a tiempo, expresó la fiscal.

Estas pruebas son fundamentales para que la acusación de Bujarín incluya la imputación por femicidio. “Para eso hay que determinar un perfil psicológico”, indicó. No alcanza la confesión ni las pruebas de la violación, agregó.

Valentina desapareció el 12 de noviembre cerca de su casa, en la zona conocida como La Pedrera, en Rivera. Su madre la había enviado a buscar a su hermano menor. En el trayecto se encontró con un vecino, de 22 años, quien mediante engaños y con la colaboración de un conocido, de 23, violó y luego asesinó a golpes en la cabeza a la pequeña. El otro, acusado por el primero, reconoce haber estado en el lugar durante el episodio pero no haber atacado a la niña.

El abogado de la familia de la niña, Fernando Araújo, había señalado a ECOS que para ellos ya había pruebas suficientes de la participación de ambos de la violación y el homicidio.

El cuerpo de la niña apareció el 15 de noviembre. Uno de los asesinos había colaborado con la familia en la búsqueda desesperada. Este episodio generó una ola de indignación muy grande en Rivera. Según Bujarín, el dolor aún persiste: “La herida quedó abierta y va a ser muy difícil de cerrar. Por eso es que se determinó que la prisión preventiva sea en otro departamento”.

La formalización judicial del caso y la primera reconstrucción se realizaron bajo fuertes medidas de seguridad, tal el clamor de la gente que pretendía linchar a los detenidos. Fue uno de los hechos más duros del año. “Fue un sufrimiento cruel e inhumano” el inflingido a esta niña, señaló la fiscal.

Fuente: Ecos Uy




RSS Noticias de última hora

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*