Inspector se ponía a tomar ”wiscola” en vez de controlar

El caso de un inspector de la Dirección de Gestión Ambiental y Salud de la ISJ que en lugar de controlar el funcionamiento de los bailes se dedicaba a tomar cerveza, whiscola y otras bebidas alcohólicas, fue puesto en conocimiento de la Fiscalía Departamental por parte de otro trabajador la misma repartición.

El pasado 10 de octubre, este funcionario ya había trasladado la situación al ex titular de la repartición, Yarwynn Silveira. Sin embargo, y según una nota que elevó a la División Jurídica de la Intendencia fechada el 30 del mismo mes, “no tomó ninguna medida”.

En el documento, el denunciante señala que el denunciado, “en las inspecciones a bailes se dedica a embriagarse con cerveza, ‘wiscola’ (sic), grapa miel, etc.”

“Consume dichas bebidas en su horario y lugar de trabajo (los bailes) y además sin pagar nada, lo que sumado a lo antedicho asume alcances que limitan con lo penal”, afirmó.

Seguidamente, el trabajador propone cinco testigos “como prueba de mis dichos” y solicita “que se dé trámite al procedimiento administrativo a los efectos de constatar tales faltas”.

Este lunes 6, mientras tanto, el funcionario elevó el caso a la Fiscalía Departamental para que también tome cartas en el asunto.

En ese escrito, reitera que el inspector “se embriaga en los bailes que debería controlar y abusando de su cargo exige a los propietarios de los mismos que le sirvan bebidas gratis, entre ellas toma cerveza, ‘wiscola’, grapamiel, etc., dentro del horario de trabajo”.

Asimismo agrega una nómina de ocho testigos, entre los que pueden advertirse dirigentes gremiales y propietarios de centros nocturnos.

En esta presentación, además, el trabajador pide a la Fiscalía que investigue si el denunciado incurrió en “calumnia y simulación de delito”.

En efecto, señala que luego de transmitir la situación al ex Director Silveira “el señor (…) me denunció por amenaza de muerte. (…) El señor (…) aparentemente declaró que la amenaza se dio el 17 de octubre de este año, pero recién hace la denuncia el 21 de octubre y en la ciudad de Los Cerrillos ante seccional tercera (Canelones) hechos claramente indiciarios de la falsedad de la denuncia”, asegura.

En tal sentido, añade que “es una contradicción esperar tantos días ante la ocurrencia de tal potencial mal”.

Por todo ello y “en virtud de que la falsa denuncia me expuso y expone a indagatoria penal y consecuencias administrativas“, pide “la instrucción de la correspondiente investigación y en su oportunidad la atribución de responsabilidad penal por los hechos denunciados”.

“Por lo relacionado precedentemente y en consonancia con las disposiciones de los artículos 257 y 258, 1 y 2 del C.P.P. corresponde la investigación de los hechos con apariencia delictiva”, finaliza el documento.

Fuente: San José Ahora




RSS Noticias de última hora

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*