Intendente dice que comerciantes de Rocha tientan a los “chorros”





“El presidente del Centro Comercial e Industrial de Rocha les está diciendo a los chorros que vengan! ¡Si yo soy chorro y leo esto me vengo para Rocha!”. El intendente Aníbal Pereyra grita desde el otro lado del teléfono.

Todavía está furioso con las declaraciones que realizó Martín Rodríguez en nombre del gremio de comerciantes rochenses, en las que advertía sobre el temor que siente su corporación ante la carencia de cámaras de videoviligancia en el departamento, cuando se avecina la temporada estival.

“Vamos a cuidar el verano, que es el trabajo de la gente. El presidente del Centro Comercial está invitando a todos los delincuentes. ¡No puede ser! Capaz que les pagamos una comida y todo… Y menos mal que agarraron al Pato Feo, si no lo teníamos por acá, invitado por este muchacho. La única consecuencia que puede lograr esta agremiación al hacer públicas las carencias que tiene Rocha en materia de seguridad, no es acelerar los procesos y sí dejar expuestas las debilidades”, se quejó Pereyra.

Rodríguez, presidente del Centro Comercial de Rocha, había dicho a El Observador que las cámaras de seguridad que funcionan en Rocha no cubren la franja costera. “Hace poco robaron a unos turistas argentinos y a otros brasileños”, dijo el comerciante. Pero el intendente Pereyra sostiene que el reclamo no corresponde.

“Piden por más cámaras en La Paloma cuando saben perfectamente que nada va a cambiar a poco más de 20 días de comenzar la temporada. Además no está contemplado en ningún proyecto con el Ministerio del Interior la instalación de cámaras en ese balneario”, sostuvo. La extensión del sistema de vigilancia por cámaras es gradual. Funciona en la capital departamental desde hace un año –con 47 cámaras, según datos oficiales–, y en el Chuy y Lascano, por ejemplo, se está en pleno desarrollo. Pereyra aseguró que todos los ingresos al departamento a través de las rutas nacionales “están filmados”.

No obstante, para el jerarca “no hay cámaras de videovigilancia” que puedan combatir el hurto tal como se da allí. Y menos del modo en que ocurre en La Paloma, donde abundan los montes, las zonas apartadas del centro urbano.

De hecho, en enero de este año, él mismo lo sufrió en carne propia. Como todas las noches –todavía lo sigue haciendo– el intendente había dejado sin llave la puerta de su cabaña en La Paloma. Cuando se levantó a las seis de la mañana para dirigirse a la comuna se encontró con un ladrón dentro de su domicilio. “Lo salí a perseguir en bicicleta, pero no lo alcancé. Nos robó $ 4.000 que estaban en la cartera de mi señora. Después vimos que había robado otra casa, de un cordobés, que también había dejado la puerta abierta”, contó.

Dormir sin llave, un anacronismo que aún perdura en Rocha, es una costumbre que tal vez empiece a perderse, “pero de ningún modo hay razón para vivir debajo de la tierra”, dijo Pereyra, volviendo a su encono con el presidente del Centro Comercial.
“Lo que dijo es de una gran irresponsabilidad; es un atropello tremendo que pone en tela de juicio a nuestra actividad económica más importante, que es el turismo”, sostuvo.

Salvavidas

La Intendencia de Rocha celebra que ya se firmó un convenio con el sindicato de guardavidas para la cobertura de 56 puntos en toda la costa , desde el 7 de diciembre hasta la Semana de Turismo. Además, destaca el aumento “en forma considerable” de la cantidad de efectivos policiales y de la intensidad del patrullaje. Habrá destacamentos policiales “donde antes no había”, como en el Cabo Polonio y Punta Rubia, informó el intendente Anibal Pereyra.

Lea también: “En próxima temporada se batirá otro récord en turismo”

Fuente: El Observador

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


1 × cinco =