Invasión de “rana toro”: advierten que muerde a personas y animales





El Coordinador de la División de Animales Exóticos del Ministerio de Medio Ambiente, Marcelo Iturburu, el Presidente del Centro Coordinador de Emergencia Departamental (CECOED) de Cerro Largo Richard Fonseca, autoridades de la Dirección Departamental de Salud (Digesa), y del Ejército se vienen reuniendo desde esta mañana en la localidad fronteriza de Aceguá en Cerro Largo “a raíz de la aparición de un foco de la llamada rana de toro”, dijo Fonseca.

Indicó que “la zona de Aceguá en proximidades del destacamento militar, está invadida por esa especie de rana por lo tanto se estaría viviendo una situación bastante compleja”, sostuvo el funcionario de la Intendencia de Cerro Largo.

De acuerdo a lo que dijo el coordinador de emergencias “esta especie
muerde el ganado vacuno y a las personas. Hay dos focos en el país: uno en San Carlos y el otro en Aceguá”, sostuvo.

“Crónica de una muerte anunciada”.

“Fue introducida al país como negocio, y vivían en criaderos, era una crónica de una muerte anunciada porque ahora vamos a tener una nueva especie exótica invasiva en Uruguay”, advirtió Fonseca.

Y agregó que “se conocen poblaciones en Aceguá donde trabaja un grupo de la Facultad de Ciencias y tratan de eliminar a todos los individuos que son colectados, pero es una tarea muy difícil, ponen miles de huevos y de rápida reproducción”, indicó. “Es una rana que come los demás anfibios, hasta pájaros y es extremadamente dañina, ocasionando enormes daños ecológicos, es un verdadero problema”, indicó.

“Llega pesar hasta dos kilogramos”.
La rana toro cuyo nombre científico es “Lithobates catesbeianus” es una de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo, no sólo por depredar y desplazar a las especies locales, sino también por portar el hongo Batrachochytrium dendrobatidis, que causa mortandad en los anfibios al afectar su piel e impedir que realicen el intercambio líquido y gaseoso con el ambiente.

La rana toro se introdujo en Uruguay con fines productivos en 19 granjas durante la década del 80 (La Paz, Colonia, San Carlos y Cerro Largo) y al no ser el negocio esperado se las liberó, al cerrarse los emprendimiento, y al no existir controles, el destino de los animales de propagó olé el resto del país.

En cercanías de Aceguá en Cerro Largo hubo un criadero de este tipo y luego fue cerrado.

Fuente: El País

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


catorce − seis =