Investigan la muerte de una nena después de que la atendiera una curandera por el “mal de ojo”

Fue en Santiago del Estero. La víctima tenía dos años.

La muerte de una nena de dos años en una zona montuosa de la provincia de Santiago del Estero causó desconcierto y ahora los investigadores trabajan a contrarreloj para determinar cuáles fueron las causas del fallecimiento. Unas horas antes, su mamá la había llevado a una curandera para que le sacara el “mal de ojo”.

Desde hacía tres días que la beba no consumía alimentos sólidos. Solamente tomaba leche y agua. Justamente ayer, cuando su mamá se despertó cerca de las 7 para amamantarla, fue que descubrió que no reaccionaba.

Junto con un tío de su hija corrieron desesperados a pedir ayuda al destacamento policial de la zona y a los pocos minutos llegó una ambulancia. Pero ya no hubo nada que pudieran hacer para reanimarla.

Más tarde ante la fiscal que investiga el caso, Natalia Saavedra, la madre relató que el día anterior había llevado a su hija a una curandera porque creía que estaba “ojeada”.

La mujer aseguró que solo le hizo imposición de manos y rezó frente a ella, pero que en ningún momento le dio de tomar un brebaje ni medicamentos. La beba no tenía ninguna lesión en su cuerpo. Simplemente, amaneció muerta.

Los investigadores creen que podría haber sufrido una broncoaspiración, ya que la habían acostado a dormir después de tomar la leche. Tampoco descartan que pueda haber sido picada por algún insecto.

“Mal de ojo”

Según el mito popular, cualquier persona tiene la capacidad de producir el mal a otra persona, simplemente con mirarla, generándole el “ojeo” o “mal de ojo”. Este efecto puede ser inconsciente o totalmente consciente.

La tradición cuenta que el mal de ojo es producto o efecto de la envidia –en aspectos negativos- o bien de la admiración que siente una persona hacia otra. En cualquier caso, se puede considerar como una manifestación de energía.

Fuente: TN




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*