Joven floridense fue mordido por una serpiente de coral e internado en grave estado

Un peón de 28 años de la localidad de Berrondo, en Florida, fue internado en grave estado tras ser mordido por una víbora de coral (Micrurus altirostris), uno de los cuatro ofidios ponzoñosos capaces de producir daños graves en Uruguay.

Vecinos del joven contaron a Florida Diario que el peón encontró la serpiente en horas de la mañana y la estuvo manipulando durante largo rato, ocasión aprovechada para sacar varias fotos.

“Él estuvo con la serpiente desde que la encontró. Vino al pueblo, andaba con ella y decía que no hacía nada. Después lo mordió”, contó uno de los testigos del hecho a Florida Diario. En la tarde comenzó a tener síntomas y fue llevado al hospital.

Según el programa local DaloxHecho (92.3FM) el joven fue internado en grave estado en el Centro de Tratamiento Intensivo del hospital local. Se espera actualmente por su evolución.

De acuerdo a información del serpentario del Instituto de Higiene de la Universidad de la República, “si bien la serpiente de coral es potencialmente muy peligrosa su índole no es agresiva e incluso cuando se la molesta, en vez de morder, se sacude en forma espasmódica y adopta una postura sinuosa, esconde la cabeza bajo el cuerpo y levanta la cola, enroscándola”.

En este caso, el afectado “fue insistente en su manipulación”, motivo por el que la serpiente terminó mordiéndolo en un dedo.

A raíz de esta conducta poco agresiva, “nunca se han registrado accidentes por esta especie en nuestro país”, indica la información del serpentario. Sin embargo, se registró en los últimos meses la mordedura a la hija del sindicalista y empresario argentino Marcelo Balcedo (presuntamente, según la descripción de testigos) y ahora este caso en Florida.

Autoridades del Hospital Florida confirmaron al programa radial floridense Exitorama que el joven está internado en el CTI tras haber sido mordido por la víbora

El doctor Luis Rodríguez, subdirector del hospital, dijo a la radio que fue decisivo para el estado del joven la demora en consultar al médico cuando ya se sentía mal. Recomendó consultar inmediatamente ante casos de esta naturaleza, además de no ligar ni succionar la herida como se ve en películas ante mordeduras de ofidios.

El joven mordido por la víbora está lúcido pero con respirador artificial. “Pensamos que el pronóstico es bueno, pero por algo está en cuidados críticos” dijo el subdirector.

Fuente: Montevideo portal




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*