Justicia dispuso 120 días de prisión para Balcedo y su mujer

El juez penal, Pablo Benítez, dispuso 120 días de prisión preventiva para el sindicalista y empresario argentino Marcelo Balcedo y para su mujer Paola Feige.

El fiscal Rodrigo Morosoli los acusó por un delito de lavado de activos en calidad de autores, contrabando en calidad de autores (porque los autos con chapa argentina no fueron declarados), ocultamiento y tráfico interno de armas.

Los abogados de la pareja, Alejandro Balbi y Víctor Della Valle, pidieron prisión domiciliaria para ella considerando que el pedido es una pena anticipada y tienen hijos chicos. Sin embargo, ni el juez ni el fiscal hicieron lugar a la solicitud.

Morosoli pidió en una primera instancia 150 días de prisión argumentando que había peligro de fuga por el poder económico de la familia y aseguró que Balcedo tenía pronto un avión para viajar a Miami el día de su detención en su chacra El Gran Chaparral. El juez penal Pablo Benítez finalmente dispuso los 120 días.

El representante del ministerio público dijo en rueda de prensa que la formalización del caso no significaba el fin de la investigación “Tenemos un año para investigar”, afirmó.

El pedido de extradición que realizó la Justicia argentina, en tanto, será planteado en una audiencia específica este miércoles o jueves. Por recomendación de sus abogados, Balcedo rechazaría el proceso de extradición para, eventualmente, ser juzgado en Uruguay.

Tenemos un año para investigar

Morosoli explicó que si la extradición se concediera no se hará material hasta que Balcedo y su mujer cumplan con el proceso judicial en Uruguay. “Sin que termine el proceso no se pueden ir”, afirmó.

Argentina pidió la extradición de Balcedo y su mujer por delitos de extorsión, apropiación indebida y narcotráfico, delitos precedentes del lavado de activos.

La audiencia de formalización fue en el juzgado de Crimen Organizado que tiene competencia nacional y a donde Balcedo y su mujer llegaron en coches distintos. Durante la audiencia se mantuvieron serios y dialogaron poco entre ellos.

El dirigente del gremio de funcionarios no docentes de argentina (Soeme) permanece bajo prisión preventiva en Uruguay desde el pasado 4 de enero cuando fue detenido en su chacra El Gran Chaparral en medio de un fuerte operativo. Ese día Intepol le incautó cuatro armas de guerra, siete vehículos de alta gama y cerca de US$ 500.000 en efectivo. Días después se le incautaron US$ 6 millones en cofres fort a su nombre.

Fuente: Telenoche Uy

Facebook Comments

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*