La desconsoladora imagen de un oso polar que hizo llorar a los documentalistas que lo filmaban





El grupo de conservación Sea Legacy grabó las dramáticas horas finales de un oso polar extremadamente demacrado.Las imágenes, filmadas este verano en el Ártico canadiense, fueron compartidas por el fotógrafo Paul Nicklen en su cuenta de Instagram, y rápidamente se viralizaron en todo el mundo.

En la grabación se observa al animal buscando infructuosamente comida en botes de basura abandonados en la desértica e inhóspita isla de Baffin, en el noreste de Canadá.

Nicklen estaba acostumbrado a ver osos salvajes, habiendo crecido en el extremo norte de Canadá, pero nada podría haberlo preparado para esa imagen. “Nos quedamos allí llorando, filmando con lágrimas rodando por nuestras mejillas”, dijo a National Geographic. El fotógrafo dijo que quería intervenir pero que no podía hacerlo sin una pistola tranquilizadora o carne de animales con alto contenido de grasa.

Nicklen aseguró que “este gran oso macho no era viejo” y que “indudablemente murió a las pocas horas o días” después de ser filmado en esta condición. “Así se ve el hambre. Los músculos se atrofian. Sin energía. Es una muerte lenta y dolorosa”, escribió Nicklen describiendo el video.

“A medida que las temperaturas aumentan y el hielo marino se derrite, los osos polares pierden el acceso al alimento básico principal de sus dietas, las focas”, indicó el fotógrafo. “Hambrientos y sin energía, se ven obligados a deambular por los asentamientos humanos en busca de cualquier fuente de alimento”, agregó.

“La simple verdad es esta: si la Tierra continúa calentándose, perderemos osos y ecosistemas polares enteros”, manifestó Nicklen.

El video causó revuelo en las redes sociales, donde varios usuarios expresaron su descontento con el modo en que el ser humano trata la naturaleza. “Este video es desgarrador. Los humanos debemos repensar lo que estamos haciendo en esta Tierra increíblemente hermosa. Si seguimos así, todo estará perdido”, escribió @Lisatbraam.

Otro usuario de Instagram, @walentin_stagram, escribió que “es tan difícil de entender que nosotros, como humanos, somos capaces de muchas cosas pero no de ocuparnos de este planeta”.

Otros han arremetido contra el equipo que grabó la desgarradora escena por no ayudar al animal. Así, @noankastland comentó: “¿Ustedes documentaron a esta pobre criatura mientras muere de hambre en lugar de intentar salvarla? ¿O hay algo que no entendí?”

Respondiendo a las críticas, Nicklen ha explicado que se vieron obligados a elegir entre salvar a un solo oso o informar al mundo sobre el dolor y el sufrimiento de los 25.000 osos polares restantes que enfrentarán su extinción dentro de los próximos 100 años.

Fuente: Infobae

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


quince − cinco =