La desesperada madre de niño con autismo compartió una cruel carta dejada en su puerta





“Nos pone los nervios de punta. Dejar que tu hijo haga eso es muy egoísta”.

Jessica Green de 27 años es un mujer de su edad más o menos normal. Le gustan las selfies, reunirse con sus amigos y darle besos a su adorable hijo de tres años, Henry, quien vive con autismo y no habla, sino que se comunica con ella a través de fuertes ruidos que con mucho amor, sacrificio y práctica ha logrado aprender a interpretar.

Jessica ama a su hijo tal cual es, pero lamentablemente hay gente en su comunidad en Gloucestershire, Inglaterra, que no siente lo mismo.

La mujer encontró una carta en su pórtico, por supuesto que dejado por un anónimo, en que describían a su querido hijo como poco más que un animal ruidoso.

“Querido vecino:

¿Puede el padre responsable por el chillón niño que grita constantemente mientras juega afuera quedar por enterado que el resto de residentes en la calle Fishers estamos enfermos a morir de escucharlo gritar todo el tiempo?

Nos pone los nervios de punta. Dejar que tu hijo haga eso es muy egoísta”.

“Ha llegado a un punto donde los gritos se oyen desde los jardines de las casas de la calle Station. Todo el mundo está hablando de eso y nos hemos empezado a preguntar si es un caso de negligencia, porque nadie dejaría a su niño gritar todo el tiempo sin ayudarlo.

A menos que hagas algo, un grupo de nosotros va a quejarse al [consejo] y hacer una queja por ruidos molestos contra ti, ya que ahora es un asunto antisocial”.

“La gente ya no puede sentarse tranquila en sus jardines a disfrutar el clima porque todo lo que escuchamos es a tu hijo gritando desde la otra calle.

Lo aguantamos todo el año pasado, todo el verano y esperábamos que el niño superara esa etapa, pero aparentemente no, ya que cada día grita y chilla más fuerte que antes. Por favor actúen antes de que debamos reportarles al consejo y a Servicios Sociales.

De: todos los residentes y vecinos en el área”.

Como en la mayoría de los casos, es probable que este mensaje haya sido enviado por un número reducido de personas que no se molestaron en informarse del caso de esta familia que hace su mejor esfuerzo por preparar a Henry que, como tristemente demostró esta terrible carta, tendrá una vida con el mundo en contra.

La carta se viralizó rápidamente y muchos simpatizaron con Jessica.

La mujer asegura que muchos de sus vecinos saben sobre la condición de Henry y que esta (horrible) persona sólo habría tenido que preguntar para enterarse.

Los vecinos que hablaron con los medios aseguraron que Henry es un buen niño y que la familia es una de las más agradables en el vecindario.

Fuente: UPSOCL

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


3 × cinco =