La situación en la cárcel Las Rosas es “insostenible”, según gremio de policías de Maldonado





Hechos de violencia se están registrando en el centro carcelario Las Rosas. En tres casos diferentes, seis policías fueron heridos; el último suceso, que ocurrió el pasado martes, es considerado el más grave por la Unión de Policías de Maldonado (UNIPOLMA). El presidente de UNIPOLMA, Robert Da Luz, y el secretario del gremio, Waldemir Graña, dialogaron con FM Gente sobre la situación en la cárcel, la falta de materiales y el estrés que soportan los policías en su horario laboral.

El pasado martes, un funcionario policial fue tomado como rehén en la planta alta del sector A por tres de los internos, los que mediante amenazas golpearon al trabajador y le produjeron cortes superficiales con armas blancas de tipo carcelario, ataron sus manos con un cinto y le quitaron la radio para que no pueda solicitar apoyo.

Graña manifestó que están “preocupados por la situación” porque los “casos se están haciendo reiterativos”. “Comenzó la semana pasada donde hubieron dos casos, siendo el propio director del establecimiento agredido por un golpe de puño en el rostro”, explicó.

De todos modos, Graña consideró el último suceso como el más grave. “La situación que vivió ese trabajador no se la deseamos a nadie”, agregó.

El gremialista denunció que hay un faltante de personal en el centro carcelario. “La cárcel tiene 800 internos y está siendo controlada por turnos de seis policías. Entonces matemáticamente es imposible. El policía está en una desventaja brutal. Es insostenible la situación que se vive en el establecimiento carcelario”, afirmó Graña.

El secretario de UNIPOLMA explicó que la cárcel de Las Rosas pasó a manos del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) y que la población carcelaria ya no es conformada solo por reclusos del departamento.

“El tema es que al tomarla el INR a la cárcel, los traslados son a nivel nacional y te pueden venir asesinos del Penal de Libertad. Se te transforma en una cárcel complicada”, analizó.

Además de todo lo mencionado, también hay un problema de hacinamiento, ya que la prisión está pensada para 400 reclusos. “Es imposible controlar la cárcel con el personal (existente) y es imposible que se rehabilite a esa persona. La planta alta del sector A está compuesta por doce celdas que son para un solo recluso, fue construida para ese fin. Son celdas para uno solo preso”, explicó.
Graña fue contundente al afirmar que “le están poniendo a los policías una mochila que no pueden llevar”.

Da Luz, por su parte, sostuvo que “hace mucho tiempo que informe tras informe” reclaman por el faltante de personal y de logística.

“Hay cuatro equipos de comunicación para seis o siete policías y están funcionando en mal estado porque son obsoletos, son equipos del año 2000. Falta una radio base. Estamos trabajando muy desamparados en ese sentido”, indicó.

Da Luz contó que tras una reunión con el director del INR, Gonzalo Larrosa, fueron enviados “tres policías más”, que “suman una brutal experiencia” pero que son muy pocos. “No solucionamos nada con tres policías, precisamos al menos 20 más”.

Fuente: Fm Gente

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


11 − 7 =