Libertad condicional y visitas contadas para los padres que gastaban bromas a sus hijos en YouTube.

Un informe psicológico revela que los niños han quedado traumatizados.

¿Recuerdas aquellos padres que fueron denunciados por gastar bromas a sus hijos y subir las grabaciones a YouTube? Pues ya hay un juez que ha dictado sentencia.

Localizador GPS Motos Autos Personas

Después de perder temporalmente la custodia, un juzgado del estado de Maryland ha considerado que la realidad es que los niños eran sometidos a humillaciones crueles con el fin de crear contenidos en vídeo para el canal DaddyOFive.

Todo se originó por la denuncia del youtuber estadounidense Philip DeFranco, quien se grabó en un vídeo hablando sobre el cuestionable comportamiento del matrimonio. La grabación fue vista por millones de personas, originando una gran polémica en torno a las supuestas “bromas inocentes” que estos padres hacían a sus hijos y empujando a que muchos internautas denunciaran también lo que ocurría.

El canal DaddyOFive tenía en su momento álgido más de 300 vídeos (todos ya borrados) y 750.000 suscriptores, de los que apenas se han borrado unos 20.000.

En el caso ante el juez se han presentado dos vídeos en concreto: el titulado “Niño se traga la comida más asquerosa del mundo” y el llamado “Papá destruye la videoconsola de su hijo”.

Estas dos pruebas han sido sin duda decisivas para que se dicte una sentencia que pasa por cinco años de libertad condicional vigilada por negligencia en el cuidado de sus hijos -de dos de los cinco que tienen, Cody y Emma.

El fiscal declaró que “esto iba más allá del castigo físico” y que no cree que “fuera gracioso en ningún momento”. Un informe psicológico presentado ante la fiscalía recoge además que los niños se han quedado traumatizados por estas prácticas.

Los niños se encuentran desde el inicio del caso con su madre biológica y su denunciado progenitor junto a su novia solo podrán visitarlos bajo permiso de un juez.

The Washington Post desveló en su momento que la madre de los niños ya había solicitado en octubre de 2016 la custodia de sus hijos al descubrir precisamente el canal de YouTube.

FUENTE: ENGADGET




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*