luego de herir de gravedad a un hombre se atrinchero en su casa, pero logró escapar





Ocurrió este sábado de tarde en una casa de la calle Marcos Sastre, en Maroñas, cerca del Parque Guaraní.

Un hombre le disparó a otro con una escopeta y lo hirió de gravedad a la altura del abdomen.

Luego se atrincheró en su casa y se resistió a entregarse. Hasta el lugar llegó la Policía con un grupo de choque y un experto negociador que intentaba convencerlo.

El fiscal de turno Gustavo Zubía fue alertado de lo ocurrido y para conseguir una orden de allanamiento y detención tuvo que correr de un lugar a otro de la capital y así obtener la firma de un juez.

Dos horas después de que fue avisado el fiscal llegó al lugar la orden firmada por la jueza María Odriozola, que accedió de forma inmediata al pedido de la policía y de Zubía para que puedan detener al agresor.

Pero cuando la Policía se hizo de la orden de allanamiento y detención, y pudo ingresar a la casa, el hombre ya se había fugado.

El fiscal Zubía expresó a Subrayado su molestia por “la burocrática lentitud del sistema que terminan beneficiando al delincuente”.

“Si la orden de detención se obtuviera más rápido, este hombre no se le escapaba a la Policía”, agregó el fiscal, quien destacó “la buena disposición y celeridad de la jueza Odriozola”.

Fuente: Subrayado

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


diecisiete − quince =