Masacre en un centro de rehabilitación en México deja al menos 15 muertos





El ataque contra un centro de rehabilitación de adictos ocurrido el martes en la norteña ciudad mexicana de Chihuahua, que dejó 15 muertos, se debió a una pugna entre vendedores de droga ligados a pandillas, informó este miércoles la fiscalía estatal.

El ataque con armas largas fue por una “pugna por el control y distribución de estupefacientes”, dijo a la televisora Milenio Carlos Huerta, vocero de la fiscalía de Chihuahua.

Los hechos ocurrieron la noche del martes en el centro de rehabilitación Uniendo Familias localizado en la ciudad de Chihuahua, capital del estado homónimo y fronterizo con Estados Unidos.

Al momento del ataque murieron 14 personas y ocho resultaron heridas. Otra falleció este miércoles a consecuencia de las lesiones. Entre los heridos restantes aún se reportan algunos graves, pero estables.

Huerta explicó que unos cuatro atacantes fueron identificados con cámaras de seguridad y se presume que son parte de la banda de los Aztecas, presuntamente ligada al cartel de Juárez.

“Habría personas del grupo rival en el centro rehabilitación”, añadió Huerta.

La pandilla rival se presume que es Mexicles, con nexos con el cartel de Sinaloa.

En el marco de la violencia ligada al narcotráfico, en la última década se han producido al menos media docena de ataques contra centros de rehabilitación, identificados por las autoridades como ajustes de cuentas entre grupos del crimen organizado.




Desde 2006, cuando el gobierno lanzó un operativo militar antidrogas, se han producido cerca de 190.000 homicidios, según cifras del gobierno que no aclaran cuántas víctimas están relacionadas con las bandas criminales.

Fuente: Infobae