¿McLaren, al nivel de Mercedes, Ferrari y Red Bull? “Sí, al 100%”

Confianza máxima de Boullier y Brawn en que se codearán con ellos en 2018 al sumar el motor Renault a un chasis a la altura del energético.

Llevan tres años acumulando un desastre tras otro, pero en 2018 se les acabaron las excusas. McLaren ya no llevará entre sus tripas ese lamentable motor Honda que tan poco tardó en pasar de esperanza a decepción, el cambio al propulsor Renault les obliga a subir de nivel y a cumplir las expectativas. Esas pasan por estar en la pelea con los grandes y no albergan dudas, lo harán, al fin se codearán con Mercedes, Ferrari y Red Bull, como siempre debieron hacer. “Sí, al 100%”, dice Eric Boullier cuando le preguntan por ello.

Ahora bien, otra cosa es estar por delante de todos. “Nunca se puede tener fe en eso, si fueran las mismas regulaciones al 100%, entonces diría que sí, pero habrá algunos cambios”, analiza el director de carrera en ‘Autosport’, donde también habla su superior, Zak Brown, que basa sus esperanzas en que su GPS dice que están “cerca de Red Bull”: “En algunas pistas somos un poco mejores y en otras peores. Ellos han ganado un par de carreras, por lo que somos cautelosamente optimistas. Tenemos una risa nerviosa, estamos emocionados”.

Lo están porque confían en su buen hacer. Los números les salen en la parte que les toca de su monoplaza, el chasis, por lo que añadiendo la potencia del motor francés sus opciones deberían subir como la espuma. “Casi todo lo que hemos desarrollado durante el año en la fábrica funciona en el coche, por lo que tenemos una alta tasa de éxito. El chasis ha ido mejorando cada vez más”, afirma Brawn, algo que se ha visto, por ejemplo, en el nuevo alerón delantero que llevó a Alonso a decir en México que tienen el mejor coche en clasificación.

Así que, confianza en afrontar con éxito esos cambios de los que hablaba Boullier y que detalla así: “No habrá T-Wing, ni monkeyseat, lo que dejará una parte trasera del coche muy limpia y lo hará un poco más duro. Además hay que sumar el Halo, que será un desastre en términos de aerodinámica. Habrá mucho trabajo que hacer, pero confío en el equipo y en lo que logramos estos tres años. No hay ninguna razón por la que no podamos seguir creciendo”. No, ya no la habrá. Mercedes, Ferrari y Red Bull les esperan.

Fuente: AS

Facebook Comments

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*