Médica procesado por mala praxis fue internada

La médica de Artigas, que fue procesada con prisión por presunta mala praxis por la justicia de Bella Unión, fue internada en un sanatorio privado tras sufrir un problema de salud.

La mujer se encontraba recluida en una chacra policial de Artigas y a raíz de una descompensación, tuvo que ser derivada a un centro médico de la ciudad departamental, donde se le practicaron estudios y quedó internada.

El presidente del Sindicato Médico de Artigas, Hugo Parodi, explicó a Telenoche que la médica sufrió un “cuadro de palpitaciones y falta de aire de forma brusca y violenta”.

En un primer momento se creía que esto se debía al estrés de estar recluida, así como por estar lejos de sus hijos; pero tras indagar en la historia clínica de la mujer se descubrió que tenía un tromboembolismo pulmonar, “producto de un estado de hipercoagulación de la sangre”:

Además, el doctor Parodi se mostró preocupado por la situación que está atravesando la profesional.

“Lo primordial para nosotros es salir de esta situación, que nos tiene consternados a todos los médicos de Artigas y de todo el país”, indicó.

“En una situación que a cualquiera le puede pasar, en la práctica clínica habitual, uno termina en la cárcel y eso nos tiene muy conmovidos e indignados”, expresó.

EL CASO. La médica de Bella Unión (Artigas) fue procesada con prisión por un homicidio culposo luego de haber suministrado a una mujer de 63 años un antibiótico al que era alérgica.

La jueza entendió que el argumento utilizado por la doctora, quien aseguró que en su declaración que nadie le advirtió que la paciente era alérgica, “es inaceptable”, puesto que la responsabilidad sobre la misma era de ella.

La paciente había sido dada de alta tres días después de haber llegado al centro con un fuerte dolor abdominal. En ese momento se le entregó “el alta” en el que constaba que la era “asmática, obesa, alérgica a ampicilina”.

Dos días más tarde volvió al centro junto a su hija aquejándose del mismo dolor. En ese momento fue que la doctora omitió la lectura del documento del alta que la propia hija de la paciente le había entregado y le indicó el medicamento.

Además, pese a que la profesional estaba de guardia, decidió atenderla por voluntad propia dado que la paciente estaba esperando a otro doctor para ser ingresada, por lo que, según la jueza, “a ella le correspondía informarse”.

Fuente: Telenoche

Facebook Comments

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*