Ministerio alerta sobre estafas mediante mensajes





Se alerta a la población ante la recepción de mensajería falsa que encubren estafas hacia los usuarios.




Si usted recibe mensajes y/o llamadas —en la mayoría de los casos provenientes de teléfonos internacionales— con alguna de las siguientes características:

1) que ofertan beneficios y premios: una suma considerable de dinero, vehículos, bienes varios, etcétera;

2) que pide devolver la llamada para mantener un diálogo o aportar mayor información;

3) que pide establecer videollamada y solicita datos personales (nombre completo, fecha de nacimiento, nacionalidad, número de documento, pasaporte y/o cuentas bancarias);

4) que solicita una suma de dinero a cambio de obtener un supuesto beneficio o

5) que intimida, amenaza, extorsiona con el objetivo de causar un perjuicio económico

sepa que suelen ser acciones tendientes a la concreción de un acto delictivo.

Objetivo del emisor del mensaje

Fundamentalmente, el emisor intenta ocasionar un perjuicio económico a las víctimas. El objetivo de los delincuentes es recibir un giro y/o transacción bancaria, control de una cuenta bancaria, obtención de datos personales y/o bases de datos, producción de archivos pornográficos, etcétera.

Métodos utilizados

En general, los métodos apelan a la desconfianza e ingenuidad de los usuarios. Esto se manifiesta con claridad en los casos en que se ofrecen beneficios exorbitantes a cambio de un giro o transacción bancaria, y se argumenta que, para obtenerlo, se deberán pagar costos para “destrabarlo”. Es frecuente que pidan que se realice vía Western Union o MoneyGram hacia países de África (que carecen de controles exhaustivos), o que se soliciten transferencias hacia bancos internacionales, ubicados, muchas veces, en el Reino Unido.

También, cuando se han obtenido datos personales, se utilizan para amenazar/ extorsionar a las víctimas a cambio del dinero.

¿Por qué obtienen nuestros datos?

Estas personas tienen bases de datos telefónicas, de correos electrónicos y redes sociales de millones de usuarios. Con ellas en su poder, suelen utilizar software que permiten el envío de mensajes masivos (conocidos como SPAM). Es por esto que tantas personas reciben los mismos mensajes.

Cuando una potencial víctima se interesa en el mensaje, comienza una etapa de personalización en la comunicación: el delincuente intenta persuadirlo para obtener su objetivo.

El exceso de exposición de los datos personales en Internet facilita estas maniobras.

Cuidado de los datos personales y prevención

Es imposible controlar el flujo de mensajería en diversos medios informáticos; es decir, técnicamente, no se pueden frenar. Por esa razón, el usuario debe aprender a reconocer posibles maniobras delictivas, y, en base a ello, tomar recaudos. Estas organizaciones (que actúan desde el extranjero) subsisten porque las personas las proveen, ingenuamente, de dinero. Estos actos delictivos podrían extinguirse si los usuarios están en conocimiento de esta situación.

Consejos y recomendaciones

1) Desconfiar plenamente cuando se ofrecen beneficios gratuitos sin haber jugado ni haberse inscripto en concursos anteriormente.

2) No enviar dinero anticipado a personas que prometen beneficios. Esto claramente contradice el supuesto “beneficio”, ya que en realidad se está intentando ocasionar un perjuicio.

3) Ser cautelosos y extremadamente cuidadosos cuando se envían datos personales a desconocidos. La información es la fuente más importante para la realización de estrategias y acciones. En estos casos, proveen a los delincuentes para que las utilicen a su antojo.

4) Se recomienda no llamar a teléfonos de característica internacional cuando se solicite hacerlo. Además de exponerse, las llamadas internacionales tienen costos elevados dependiendo de su duración.

5) En caso de recibir frecuentemente este tipo de mensajes/llamadas, bloquear y/o reportar utilizando las herramientas del dispositivo móvil. De esta manera es posible evitar su recepción.

6) Evitar publicar o difundir datos personales en redes sociales.

7) En caso de tener dudas, preguntas o inquietudes, ponerse en contacto con las fuerzas policiales para asesorarse.

Ante eventuales dudas, inquietudes o consultas, ponerse en contacto con personal de la Sección Delitos Tecnológicos —Maldonado 1109— o por los teléfonos 152 4625 o 152 4627.

Fuente: DGCO e INTERPOL – Departamento de Delitos Informáticos

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


19 + catorce =