Montevideo, eje de una megaestafa

Una sociedad de bolsa, que operaba en Montevideo, era uno de los pilares de una organización propiedad de un empresario argentino que cometió una mega estafa en el país y en la región. El jueves 21, la uruguaya Ivonne T. acusada de ser la mano derecha del empresario declaró en el Juzgado Especializado en Crimen Organizado.

En denuncias contra la empresa Open World, que se dedicaba a inversiones y tenía su sede en Islas Vírgenes, Ivonne T. era conocida como “Sudamérica” dentro de la empresa acusada. Aprobaba muchos gastos de la compañía y tomaba decisiones en la parte comercial. También aparecía en la sociedad de Bolsa de Uruguay, denunciaron víctimas colombianas de la estafa de la organización.

En Uruguay, la empresa de inversiones causó perjuicios a decenas de víctimas, quienes invirtieron entre US$ 10.000 y US$ 1,3 millones, señalaron abogados denunciantes. Se estima que en Uruguay la estafa ronda los US$ 20 millones.

Open World también operó en Colombia, Chile, Bolivia, Brasil, Perú y Argentina. Es acusada de haber cometido estafas por US$ 80 millones en la región. Esta y otras empresas del grupo recaudaban dinero a través de supuestas compañías expertas en inversiones. En realidad, no hacían ninguna asesoría y menos inversión alguna.

Una denuncia, que fue presentada en Colombia contra Open World por el abogado Navik Said en representación de 30 víctimas de estafas por varios millones de dólares, coloca a Montevideo como un lugar clave en la estructura de la organización.

El fin.
El jueves 21, Ivonne T. declaró en calidad de indagada ante la jueza especializada en Crimen Organizado de 2° Turno, Dolores Sánchez.

Jueza Sánchez: ¿Cómo explica que en varias de las denuncias presentadas a usted se la coloque como mano derecha del empresario argentino y no como una agente más dentro de la organización?

Ivonne T.: Yo era la persona más antigua. Eso sí. Y la única que sobreviví, porque dos de mis colegas fallecieron y otro está con una depresión severa y en sí no estuvieron los tiempos finales cuando comenzaron los problemas.

Jueza Sánchez: ¿Qué puede decir respecto al cierre de Open World?

Ivonne T.: En Buenos Aires y en Bolivia, donde tenía oficinas Open World Group, fueron cerradas en 2013. (…) Sucedió que en Uruguay, Open World continuaba teniendo la corredora de Bolsa, que siempre tuvo pocos activos, primero nada y luego llegó a tener una cartera considerable. Pero que era insuficiente para mantener la estructura. En ese momento ya habían empezado los problemas con Swiss Group. Compradores se interesaron por la corredora de bolsa y se reunieron con el empresario argentino para adquirirla.

Jueza Sánchez: ¿Por qué fue despedida?

Ivonne T.: Ellos querían hacer en la Bolsa de Uruguay todo lo que no podían hacer en la Bolsa de Panamá. Ambas bolsas eran muy parecidas. En definitiva, yo les molestaba.

Jueza Sánchez: En la interna de Open World, ¿usted sabe que es Cofre 21?

Ivonne T.: No sé. No estaba en nada en la administración.

La investigación judicial procura determinar si la clave “Cofre 21” refiere al trasiego irregular de dinero de Argentina hacia Uruguay para el pago a clientes y gastos de funcionamiento de Open World.

Pedido de extradición.
La investigación penal comenzó en 2014 tras una denuncia presentada por los abogados penalistas Nicolás Pereyra y Javier Simonetti, en representación de empresas y personas damnificadas por estafas y apropiación indebida. Poco después, se incluyó también en la denuncia el delito de lavado de activos. La Justicia ya pidió extradición del empresario argentino.

COLETAZOS DE UN GRAN FRAUDE
Un cuadro de fútbol en la mira
El empresario argentino acusado de una estafa millonaria en varios países de América Latina tuvo vinculaciones con un club de fútbol de primera división de Uruguay. Los denunciantes sospechaban que el investigado tomaba dinero para invertir, lo sacaba al extranjero y luego lo volvía a ingresar a Uruguay mediante el club. Uno de los expresidentes de esa entidad deportiva declaró ante la Justicia.

En la audiencia realizada , la jueza especializada en Crimen Organizado, Dolores Sánchez indagó a la funcionaria de Open World, Ivonne T. sobre las inversiones del empresario en el fútbol.

Jueza Sánchez: ¿Usted sabe qué relación tenía el empresario con el club de fútbol?

Ivonne T.: La verdad no sé que contestarle, sinceramente. Sé que el empresario argentino tenía una empresa que apoyaba a ese club contra los derechos económicos de los jugadores. Él era exjugador de fútbol, por lo tanto era su pasión. Yo nunca participé. Sé que apoyaba económicamente al club. Sé que con su apoyo económico, luego él tenía derecho a futuro de la venta de jugadores.

Fuente: El País




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*