Murió el cazador de tormentas Joel Taylor a bordo de un crucero gay

El FBI por el momento no lanzará una investigación en el crucero más grande del mundo, el Harmony of the Seas de la compañía Royal Caribbean, luego de la muerte del famoso cazador de tormentas de Discovery Channel Joel Taylor, de 38 años, quien fue encontrado muerto en su camarote durante un viaje de descontrol a bordo de ese barco. En cambio, el caso quedó en manos de la policía local de Puerto Rico, según informó el vocero del organismo norteamericano en la isla, Carlos Osorio.

La muerte de Taylor ocurrió el pasado martes, cuando fue hallado sin vida cuando el buque arribó a San Juan, Puerto Rico. Las primeras informaciones señalaban que el conductor -conocido por sus arriesgadas coberturas climatológicas- había perecido como consecuencia de una sobredosis en la pista de baile y que fue llevado por otros dos pasajeros hasta su habitación.

Osorio comunicó que como la de Taylor, en principio, no había sido una muerte violenta, el FBI no participará más en las pericias, como se creía desde el comienzo según había informado el portal TMZ.

Al parecer la joven estrella había consumido una gran cantidad de pastillas de narcolepsia Gamma hidroxibutirato (GHB) luego de una fiesta descontrolada abordo, según publicó el sitio TMZ. Las reuniones donde había drogas eran muy comunes durante la travesía, de acuerdo a ese sitio de noticias del espectáculo. Según testigos podía verse cocaína, éxtasis y opioides.

El tour tomado por Taylor era exclusivamente de turistas gay. Partió de Fort Lauderdale, Florida, el pasado sábado 20 de enero y arribó a Puerto Rico el martes 23, donde el conductor fue encontrado inconsciente. El viaje debía durar siete días. La primera información indicaba que había sido descubierto en la pista de baile de una de las discotecas del Harmony of the Seas, pero luego se corrigió al confirmar que fue en su habitación.

La investigación de la policía local se centrará ahora en dos puntos claves. Primero, cómo fueron las circunstancias de la muerte de Taylor. Quién estaba con él al momento del consumo de pastillas y cómo se sucedieron sus últimas horas. Pero también pretende conocer cómo se subieron al famoso crucero los narcóticos que fueron identificados. ¿Quién era el proveedor abordo?

Según las normas oficiales de Royal Caribbean, está terminantemente prohibido ingresar a sus buques con drogas y sustancias ilegales, además de armas y químicos que pudieran poner en riesgo la seguridad de la embarcación. Sin embargo, algo parece haber fallado en los controles.

La muerte de Taylor causó conmoción no sólo en el canal donde trabajaba, sino también entre sus colegas y audiencia. “Descansa en paz mi mejor amigo y compañero de cacería de tormentas, Joel Taylor. Estoy conmovido y absolutamente devastado por la pérdida de mi increíble amigo. Perseguimos tantas tormentas intensas, desearía que hubiéramos podido cazar una sola más. Te extrañaré por siempre, Joel. Perdimos una leyenda”, escribió Reed Timmer quien participó junto al conductor de la persecución de tornados por todo Estados Unidos.

Fuente: Infobae




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*