Nace el Nuevo Imperio, el cártel que busca dominar el Estado de México

cartel
La fragmentación del Cártel de Sinaloa provocó que sicarios buscaran nuevas oportunidades en territorio mexiquense.

El Estado de México es uno de los puntos estratégicos y una de las rutas preferidas por los cárteles para movilizar todo tipo de mercancías ilegales. Su ubicación geográfica, junto a la creciente corrupción, hacen de este estado una zona fácil para realizar a plena luz del día cualquier actividad, con pocas consecuencias y altas ganancias.

La Familia Michoacana, Jalisco Nueva Generación, Los Zetas, Caballeros Templarios y Beltrán Leyva son los cárteles que dominan una de las entidades más pobladas e inseguras del país, en donde cientos de mujeres desaparecen y mueren cada año, donde la pobreza afecta a la mayoría de población y que seguirá gobernada por el mismo partido por más de 100 años consecutivos, según un informe de la revista Forbes.

Hoy en día, fundar un cártel en el Estado de México es más sencillo que abrir una empresa, de acuerdo con datos de la organización México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), ya que en los últimos 10 años incrementó a 14 el número de colectivos criminales que buscan apoderarse del territorio mexiquense, frontera con la capital mexicana.

Mientras que iniciar una empresa en el Estado de México puede llevarte de entre 6 a 14 días, según el reporte Doing Bussines, una calificadora internacional que mide y califica las facilidades para hacer negocios a nivel mundial, comprar drogas y armas puede ser tan sencillo “como buscar dulces”.

Según una investigación de la periodista estadounidense Angela Kocherga, la mayoría de los aparatos bélicos se consiguen en un sólo día en los tianguis o mercados sobre ruedas mexiquenses, de manera totalmente clandestina, sin necesidad de recurrir a sitios encriptados de internet.

Estas facilidades provocaron que en los últimos cuatro meses sicarios iniciaran a operar un nuevo cártel en el Estado de México; su nombre: El Nuevo Imperio. Ellos buscan apoderarse de la venta de estupefacientes, cobro por derecho de piso en centros nocturnos y obtener ganancias por el transporte de drogas. De acuerdo con la periodista, ya demostraron que no se tocarán el corazón para descuartizar a sus enemigos en busca del control total de la región.

Una investigación de la periodista Elia Baltazar que se publicó en el portal Sin Embargo, demuestra cómo los miembros de esta nueva organización son sicarios experimentados que trabajaron para el cártel de Sinaloa, uno de los más poderosos y grandes del mundo y que hasta hace unos pocos meses, era liderada por Joaquín “El Chapo” Guzmán.

«La plaza tiene nuevo dueño», este es uno de los típicos mensajes que los narcotraficantes dejan en plazas públicas en los municipios de Huixquilucan, Tlalneplantla, Interlomas, Atizapán y Naucalpan, con la intención de provocar terror entre la ciudadanía.

Según la publicación, los integrantes de El Nuevo Imperio iniciaron operaciones ilícitas desde hace unos meses, después de la detención de Nahúm Abraham Sicairos Montalvo, alias “El Quinceañero”, operador de Dámaso López “El Mini Lic”, heredero del cártel de Sinaloa.

Vecinos del municipio de la colonia San Rafael Chamapa, en Naucalpan, dijeron al periodista Roberto Melendez del diario Uno Más Uno que observaron “narcomantas” donde amenazaron a otros delincuentes a “alinearse” o de lo contrario iniciarían “una limpieza” en la entidad.

La Fiscalía del Estado de México informó que, desde su reciente creación, este colectivo criminal se adjudicó al menos 13 homicidios dolosos, sin embargo, el pasado 3 de octubre el fiscal mexiquense, Alejandro Gómez Sánchez, detalló que se detuvo a siete presuntos integrantes del Nuevo Imperio en distintas operaciones policiales en el poniente del Valle de México.

Gómez Sánchez agregó que el líder de esta organización delictiva responde al alias de “El Comandante 7”, sin detallar de información o imágenes que puedan dar con su paradero. Además, informó que la principal actividad de estos capos se centra en el cobro por derecho de piso, extorsión, venta de estupefacientes y homicidios con el objetivo de ganar territorio.

Fuente: Cultura Colectiva

Facebook Comments

Comentar la noticia

Deja una respuesta