”Nos matan como insectos” la carta de una víctima a Bonomi





Gabriela está casada y tiene un hijo de un año, vive en Nuevo París, y hace cuatro días vivió “uno de los peores momentos” de su vida. Fue cuando llegaba con su familia al cumpleaños de un sobrino en Aparicio Saravia y Petrarca. Estacionaron el coche y cuando se disponían a sacar al bebé del asiento trasero aparecieron dos delincuentes en moto. Uno de ellos descendió, los apuntó con un arma y la martilló (deslizó la parte de arriba del arma para que la bala salga de la recámara).

La mujer le escribió una carta al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en la que relata cómo fueron esos minutos en los que creyó que la delincuencia terminaría con su familia. “Los delincuentes nos matan como insectos, nos fumigan”, escribió.

Gabriela relata con lujo de detalles el asalto. El fin del delincuente, según afirma, era robar el auto, por lo que se subió, mientras que el bebé aún estaba sentado en su sillita. El delincuente apuntó al bebé mientras exigía la llave del auto y luego, nervioso y desesperado, apuntó y disparó al hombre, pero el tiro no salió.

“Mi esposo me grita ‘corre, corre’ y con mis sobrinos de la mano corremos por la vereda, caemos al pasto y como pudimos continuamos corriendo con el delincuente detrás disparando y exigiendo las llaves”, agrega.

El delincuente no pudo hacerse con el auto, pero se llevó un bolso maternal con los documentos del bebé y los del matrimonio, remedios, un celular, juguetes, pañales, 800 dólares y 10.000 pesos.

POLICÍA. Cuando arribó un equipo del PADO les mostró en una tablet con fotos de delincuentes y pudieron reconocerlos.

Al día siguiente fueron a la seccional para ratificar la denuncia y, según relata, les dijeron que con el nuevo Código Penal “no podían hacer nada y que no compartían información con el PADO”.

La mujer termina la nota haciéndole varias preguntas al secretario de Estado. “Usted está protegido por seguridad privada o mejor dicho pública porque se la pagamos todos los uruguayos. Pero no estoy entendiendo algo… ¿Por qué nosotros pagamos su seguridad y usted permite que nos asesinen? ¿Al pueblo quien lo protege?”

Asegura que la Policía “tiene las manos atadas por el sistema y los delincuentes se aprovechan de eso”.

Gabriela, en diálogo con Telenoche, contó que está atemorizada y que tiene miedo a que los delincuentes entren a su casa, ya que saben dónde vive.

Además, explicó que al escuchar una moto “se le aflojan las piernas”.

Fuente: Telenoche

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


dieciseis + 10 =