Nueva explosión de cajero por gas inflamable





Dos delincuentes explotaron un cajero automático ubicado en Cebollatí y Barrios Amorín, en el área del supermercado Disco, y sustrajeron dos bandejas de dinero. El hecho, el segundo de similares características en pocas semanas, ocurrió a las 1:30 del domingo. La Policía se llevó los restos del aparato a las 2:30 horas.

El peritaje realizado por la Brigada de Explosivos del Ejército determinó que se trató de una explosión por gas inflamable.

Según informó radio Sarandí, los ladrones se fugaron en una camioneta por la calle Cebollatí hacia el este y la Policía trabaja con las cámaras del lugar. Se tomarán declaraciones a tres testigos ya identificados (un guardia de seguridad y dos jóvenes de 21 años que pasaban por la zona) y se consultará con los vecinos para intentar sumar más testimonios.

Este robo ocurre días después del ataque contra un cajero en Manuel Pagola y Chucarro por medio de una inyección de gas inflamable. El jefe de Policía de Montevideo, Ricardo Pérez, dijo en ese caso que “la Policía ubicó una manguera para supergas, de aproximadamente 15 metros”. Fue la primera vez que la Brigada de Explosivos se encontró con el uso de un mecanismo de estas características.

Desde la entidad financiera se informó que el cajero de Pagola y Chucarro había sido cargado con $ 2,4 millones y US$ 16.200. Se desconoce hasta el momento la cantidad de dinero que contenía el cajero de Cebollatí y Barrios Amorín.

Este tipo de robo es frecuente en Brasil, Argentina, Chile y Paraguay.

Fuente: El Observador

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


Nueve − cuatro =