Peón, capataz y dueño de la estancia fueron citados por la Justicia





La Justicia citó para este miércoles al peón rural Hugo Antonio Leites Iglesia, al capataz y al dueño de la estancia “Flor de Ceibo”, luego de que el primero presentara una denuncia penal por haber sido “brutalmente agredido” por el segundo al reclamarle el pago de horas extras.

Este martes el trabajador rural fue visto por la médica forense, según informó a El Observador su abogado, Gabriel Cartagena. Por su parte, la policía técnica fue a sacarle fotos para dejar registro a pedido del juez y del fiscal.

El hombre de 53 años trabajaba en la estancia, a 45 kilómetros de Salto, desde hace nueve meses y realizaba jornadas de entre 12 y 14 horas pero solo cobraba por ocho horas. “Hace 15 o 20 días le planteó al capataz que estaban trabajando mucho”, contó el abogado.

El pasado lunes 18, cuando estaban terminando la jornada laboral, Leites volvió a mencionar el tema y mientras cerraba una portera el capataz lo atacó con el rebenque, según relató Cartagena. Los golpes le generaron heridas en la espalda, la cara y la fractura de una costilla.

A su vez, el peón también denunció la omisión de asistencia por parte del capataz y del dueño de la estancia, ya que esa noche el hombre no recibió ningún tipo de cuidado y se fue a dormir a la estancia de un vecino. Recién al otro día, martes 19, viajó a Salto, donde visitó a un médico y presentó la denuncia ante la seccional policial.

Ese mismo día, según confirmó en conferencia de prensa Ernesto Murro, ministro de Trabajo y Seguridad Social, Leites fue dado de baja en el ministerio por parte del dueño de la estancia.

El ministro aseguró que, de comprobarse las agresiones, se estaría ante un hecho gravísimo y fuera de lo común. “Si se confirman los datos que se han denunciado ante la policía, la justicia, el ministerio y el PIT-CNT se estaría configurando un hecho gravísimo y no habitual en lo que es la actividad normal de actuación de este Ministerio de Trabajo y Seguridad Social”, aseguró Murro.

Cartagena dijo además que, a pesar de que ya pasó una semana del hecho, Hugo Leites continúa “muy conmocionado” por la situación vivida.

Además de la denuncia penal, hay una denuncia en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en la que Murro afirmó que estan trabajando.

Cartagena dijo que recibieron “el llamado del PIT-CNT, de la Junta Departamental y de la diputada del Frente Amplio Manuela Mutti, quienes se pusieron a disposición”.

Óscar Andrade, dirigente de la central sindical, afirmó que se definió “poner a disposición del trabajador y de su familia el asesoramiento jurídico del PIT-CNT en lo laboral y en lo penal”.

A su vez, dijo que respaldarán las medidas que tome la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales (Unatra) quien expresó su “más enérgico repudio” a estas prácticas medievales que “constituyen un régimen de semiesclavitud”.



En tanto, la Asociación Rural del Uruguay (ARU) emitió un comunicado en donde “repudia absolutamente” todo acto de violencia.

Además exhortó a que se cumplan las normas laborales vigentes y que por sobre todo se acate el “respeto de la persona, del trabajador rural y sus derechos”.

“Velamos para que todas las diferencias o conflictos en el plano laboral que no sean solucionadas por acuerdo de partes, sean dirimidos por las vías y en los ámbitos competentes”, agregó la asociación en el comunicado.

Fuente: El Observador

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


8 − 5 =