Policía baleó a delincuente de casualidad se lo encontró en el hospital y pudo detenerlo

Un adolescente de 17 años recibió un impacto de bala luego de haber intentado cometer una rapiña a un efectivo policial, informó la Jefatura de Policía de Canelones.

En momento que un funcionario policial de 30 años de edad circulaba en moto junto a su esposa de 21 años, por ruta 68 en dirección al norte, fue interceptado al llegar al kilómetro 27.300 por otra moto ocupada por dos jóvenes con rostros cubiertos.

Le exigieron la entrega de la moto mediante amenaza con arma de fuego, por lo que el policía descendió, apagó la moto y se resistió a la entrega. Se produjo un enfrentamiento, en el que uno de los delincuentes le dio un culatazo en la cabeza y luego le efectuó un disparo que no dio en el blanco, ya que impactó en la moto del agente.

El policía repelió la agresión con su arma de reglamento y evitó la rapiña, dándose los ladrones a la fuga (uno pie a tierra y el otro en moto).

Minutos después el efectivo concurrió al hospital junto a su señora para ser visto por un médico (a raíz de la herida en la cabeza por el culatazo) al mismo momento en que ingresaba al centro un adolescente de 17 años con herida de bala, que resultó ser uno de los rapiñeros. El policía reconoció al joven, que presentaba una “herida de arma de fuego en hemitórax izquierdo, bala alojada en lóbulo superior izquierdo hemoneumotórax, internado en CTI”.

Luego de realizadas varias actuaciones se concurrió al domicilio del adolescente en Ruta 67 (Km 25.500) donde se realizó un allanamiento. Allí se incautó una moto que se encontraba requerida por rapiña y cuyo propietario era también efectivo policial.

A posteriori personal policial recibió por parte de un vecino de la un arma de fuego y un pasamontaña encontrados en la Ruta 68 (Km 28/500), posiblemente los utilizados en la rapiña.

Fuente: Montevideo Portal




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*