Descripción

Una bala perdida en el barrio Peñarol estuvo cerca de impactar sobre un niño.




El hecho ocurrió en la noche de ayer, cuando los dueños de la casa sintieron dos detonaciones provenientes de una plaza cercana al cruce de Schiller y Av Sayago.

Su hijo se asustó y, para calmarlo, le dijeron que eran vecinos que estaban arrojando piedras.

Sin embargo, al día siguiente constataron que uno de los proyectiles atravesó una chapa, una ventana y la pared de yeso que conforma el dormitorio del pequeño

 Fuente: Telenoche
Auriculares Bluetooth

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


9 + dieciseis =