Descripción

La “pelea del año” entre Floyd Mayweather y Conor McGregor en el T-Mobile Arena de Las Vegas despertó varias emociones en los millones de espectadores alrededor de todo el mundo.

En un pub en Autralia, donde se transmitía el combate, un grupo de fanáticos notablemente borrachos protagonizaron una violenta pelea callejera. Uno de ellos terminó en el hospital con un corte en el cuello.

En el bar Surfers Paradise Beer Garden, ubicado en el estado de Queensland, los cientos de turistas que terminaron de ver la victoria número 50 del estadounidense giraron su cabeza de las pantallas para ser testigos de un nuevo combate.

Fuente: TN Noticias

Auriculares Bluetooth

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


diecinueve + 6 =