Descripción

Durante un año, la Justicia y las máximas jerarquías de la Policía de Colonia investigaron a uno de los principales proveedores de cocaína y marihuana ilegal del departamento.




El miércoles, se conformó un operativo para detener al hombre y a algunos integrantes de su familia y entorno más cercano. Toda la planificación del procedimiento se mantuvo bajo estricta reserva por temor a filtraciones, según confirmaron fuentes judiciales a El País.

La operación fue denominada como “Lenteja” y desde el primer momento estuvo en manos del jefe de Policía de Colonia, Rovert Yroa, junto al jefe de la Brigada Antidrogas, que se mantuvieron en contacto con el juez Diego González Camejo y la fiscal departamental que llevan adelante el caso.

Durante el miércoles se sucedieron varios allanamientos en distintos puntos del departamento, en particular en el barrio Los Nogales de Colonia, que determinaron la detención de 19 personas.

Entre los apresados estaba el líder de la banda, un hombre de gran influencia en el mundo delictivo de Colonia del Sacramento, que tiene propiedades en el balneario Santa Ana y Juan Lacaze, según confirmaron fuentes del caso.

La orden era que cada uno de los detenidos permaneciera en “completa incomunicación” para que la Justicia pudiera determinar la responsabilidad de cada parte en el negocio.

Con ese objetivo, el narco fue trasladado a la comisaría de Villa Pancha, en Juan Lacaze. Para sorpresa de las jerarquías policiales, el detenido huyó de la seccional. No está claro cómo hizo para fugarse pero ya se inició una investigación interna.

La custodia del presunto delincuente estaba en manos de un efectivo policial que habitualmente desarrolla tareas administrativas, mientras el resto de los uniformados continuaba realizando diligencias para el operativo, según confirmaron a El País fuentes locales.

De inmediato las jerarquías policiales organizaron un procedimiento para localizar al hombre fugado. Cinco uniformados fueron detenidos e incomunicados por orden superior por la fuga. Hasta la noche de ayer, no había sido recapturado por los efectivos policiales.

Al cierre de esta edición, el juzgado de la calle Rivadavia de Colonia se mantenía en plena actividad. Permanecían detenidos un abogado, un funcionario municipal y un oficial de Migración. “Todos los detenidos eran parte de la red que armó el cabecilla”, dijo a El País un oficial que participó en el operativo. Si bien todavía no se resolvió ningún procesamiento, se estima que hoy podría surgir una decisión de la Justicia.

Quiebran red de impunidad.
“Parecía que el Estado no existía para ellos, gozaban de una impunidad increíble”, dijo anoche a El País un oficial de la Policía de Colonia que participó de la operación “Lentejas”. “Tenían arreglos hasta con gente de la Intendencia. Le sacaban las motos y al otro día las andaban mostrando como si tal cosa”, dijo el policía.


Lea también: Requerido por la Justicia de Colonia


 

Fuente:  El País

Auriculares Bluetooth

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


19 − 10 =