Descripción

Un arresto ciudadano permitió dar con el autor de al menos dos robos cometidos en una farmacia céntrica, el que fue plenamente reconocido por el damnificado ya que, además de coincidir en su fisonomía, lucía idéntica vestimenta a la llevada al momento del último hecho.

Tal como se informara, pasadas las 21 del miércoles, un sujeto ingresó como cliente a la farmacia Suiza, ubicada en las inmediaciones de Leandro Gómez y 33 Orientales en la ciudad de Paysandú, ocasión en que robó un jarabe para la tos de 350 pesos y dos labiales líquidos de 115 pesos cada uno.

Según manifestó en ese momento el propietario de la farmacia, con esa era la segunda vez que el malviviente le robaba. Su imagen, tomada por el sistema de videovigilancia interno, permitió ver las rasgos del mismo y confirmó que se trataba de la misma persona. La Policía se había hecho presente en la escena y recabado datos del mismo.

En tanto, al día siguiente del robo, el mismo malhechor se hizo presente en otra farmacia, distante a media cuadra de su primer blanco, donde pretendió robar algunos artículos pero rápidamente se dio a la fuga por Montevideo al sur.

En ese momento, un joven que pasaba por el lugar notó la presencia policial y como conocía al dueño de la farmacia le preguntó qué había pasado. Su respuesta fue clara: “El que me robó anoche quiso robar ahora en la otra farmacia”. A la vez que le describió como estaba vestido.

Sin dudarlo, mientras el comerciante salió en su búsqueda a pie, el joven –a bordo de su motocicleta– siguió las motos de los policías. “Cuando voy llegando al mercado municipal vi a uno de los farmacéuticos que estaba hablando por celular. Le pregunté si lo estaba viendo y me dijo que sí, que era el que iba media cuadra delante con remera negra y chinelas”, relató a EL TELEGRAFO.

“Lo seguí y cuando llegué a él (al ladrón) me le acerqué y le dije: ‘Usted está detenido, póngase contra la pared. Esto es un arresto ciudadano’. En eso llegó el dueño de la farmacia hasta ahí y me ayudó a retenerlo porque intentó escapar varias veces. Cuando arribó la Policía le hicimos entrega del detenido que lo teníamos reducido en el piso”, detalló el comprometido ciudadano.

Por su parte, trascendió que el malhechor fue trasladado en un móvil policial hacia el hospital Escuela del Litoral para concretar examen de rutina y luego quedó alojado en la Unidad de Investigaciones, a la espera de que la Justicia se expida.

Fuente: El Telégrafo

Auriculares Bluetooth

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


dos × tres =