Descripción

El piloto compatriota ingresa a la historia del automovilismo como el primer uruguayo en ganar una carrera en una pista oval, trazado típico de Estados Unidos.

Como siempre, sufriendo hasta el final. Santiago Urrutia obtuvo este sábado una victoria trascendental, una vez más peleada en las últimas vueltas, que le hubiera permitido quedar con posibilidades un poco más claras de pelear por el campeonato.

Este tipo de circuitos ovales, característicos del automovilismo norteamericano, fue conquistado por un joven y talentoso piloto, nacido en Colonia Miguelete, de Uruguay. Y cualquiera sea el resultado final por el título 2017, ese hecho ya quedó grabado en la historia del deporte motor mundial, pues es la primera vez que ello ocurre.

Santiago Urrutia hizo una muy buena clasificación, en la tarde de nuestro país, perdiendo la pole por apenas 3,8 cm, equivalentes a los 0,0006 de segundo de diferencia. Con ello la largada de la carrera fue interrumpida un par de veces ya desde el inicio por la ocurrencia de varios golpes en el medio del pelotón. Si bien cada vez que caía la bandera verde el uruguayo salía a pelear el primer lugar, cosa que logró finalmente ya promediando la carrera de 75 vueltas.

Mientras tanto, Kayle Kaiser (Juncos) se había colocado en la tercera colocación pero felizmente para los intereses de Urrutia, paulatinamente fue perdiendo posiciones para caer hasta el sexto lugar en la vuelta 65, a falta de 10 giros para el final. En ese momento, un triple choque bastante importante pero sin consecuencias físicas para los pilotos, obligó a la detención en boxes durante varios minutos, con la competencia neutralizada mientras se retiraban los autos dañados de la pista.

Ese acontencimiento, no solo neutralizó la ventaja que Santiago Urrutia tenía sobre Juan Piedrahita, sino que además el de Pelfrey hizo un buen re lanzamiento y arrebató el primer lugar al uruguayo. Quien rápidamente se puso a tiro, ya a falta de 9 vueltas, pero un nuevo incidente hizo ingresar al auto de seguridad. Nueva largada para disputar 4 giros, con Piedrahita al frente, pero además con la novedad que el protagonista del golpe fue Matheus Leist. El brasileño, que venía realizando una notable remontada a lo largo de la carrera, con ese choque permitió que Kaiser avanzara dos lugares. O sea, hasta la cuarta ubicación.

Mientras tanto, en la punta, Santiago Urrutia puso todo su talento sobre la pista para que en la última vuelta, peleando rueda a rueda y con el cuchillo entre los dientes, finalmente lograra superar a Piedrahita y quedarse con una notable victoria. Detrás del coloniense, llegaron Juan Piedrahita, Colton Herta, Kayle Kaiser y Nicolas Dapero.

Lamentablemente, con la buena colocación de Kaiser y a falta de una sola carrera, las chances del coloniense son muy limitadas. Esa ubicación le permite sumar una buena cantidad de puntos, de tal forma que apenas finalizando en pista, sin importar la colocación y aunque Santiago gane la última carrera del calendario el fin de semana que viene en Watkins Glen, el norteamericano será el nuevo campeón de la temporada 2017 de Indy Lights.

Matemáticamente, quedan 33 puntos en juego y la desventaja de Urrutia es de 31. Si Kaiser llegara en la última colocación, igual sumaría 6 unidades, con lo cual es imposible ganarle. La única probabilidad, sería que por alguna razón, Kaiser no largara la prueba y Santiago sumara todos los puntos en dsiputa. Una hipótesis bastante poco probable, pero como se dice en el ambiente, carreras son carreras.

Fuente: Luis Piedra Cueva, Airbag

Auriculares Bluetooth

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


3 × dos =