Descripción

La Justicia constató que existió una “vulneración del derecho grave” de los hijos de la madre que agredió a una maestra y una directora de la escuela 251 y resolvió este sábado que dos de sus seis hijos sean institucionalizados en el INAU y los otros cuatro permanezcan temporalmente con su padre y la abuela paterna, informó El País y confirmó El Observador.

El juez Pablo Dalera del Juzgado de Familia Especializado de primer turno dijo a El Observador que hubo “violencia intrafamiliar” y que eso fue lo que determinó su decisión. El magistrado pidió asistencia psicológica para todos los niños.

La decisión del juez de separar a los niños de esta manera se dio porque, tanto de la menor como del mayor, no se encontró un familiar directo con el cual dejarlos. Los otros cuatro niños fueron ubicados en casa de su padre biológico, distinto del de los dos anteriores.

La madre que saltó la reja de la escuela General Fructuoso Rivera y agredió a la maestra de su hijo y a la directora fue procesada con prisión esta semana.

Una fuente del caso dijo este viernes a El Observador que tres de los niños se encuentran con sus abuelos, mientras que los dos más pequeños y el más grande –por el que la madre había sido citada a la escuela– están con su padrastro. El niño de 11 años concurrió el viernes a la escuela y participó de las jornadas de reflexión organizadas por Primaria.

La coordinadora del Sistema Integral de Protección a la Infancia y a la Adolescencia contra la Violencia (Sipiav), María Elena Mizrahi, dijo a El Observador que por el momento los niños están con su familia porque podría ser “todavía más traumático” separarlos.

Fuente: El Observador

Auriculares Bluetooth

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


19 − 18 =