Quiso evitar una violación, lo confundieron con el agresor y terminó con un tiro en el pecho

Los vecinos del barrio misionero El Piedral, en Misiones provincia de Argentina, alertaron anoche a la policía por una pelea de la que participaban varias personas. Cuando el patrullero llegó al lugar, encontró a Miguel Angel Benítez con un disparo en el pecho. El joven había intervenido para defender a una chica de 16 años que estaba siendo abusada sexualmente por un vecino de 50.

Benítez no había sido el único en escuchar los gritos de la víctima. Minutos después de él, aparecieron otros cuatro jóvenes para ayudarla pero en medio de la tensión del momento creyeron que él también era parte de la violación y lo atacaron.

Con un machete agredieron primero al abusador y después le dispararon a Benítez con un arma tumbera. La bala ingresó por el cuello y terminó alojada en el tórax. Los médicos que lo atendieron manifestaron que había salvado su vida de milagro, porque el proyectil no afectó ningún órgano.

El abusador fue detenido durante la madrugada, pero recuperaría la libertad en las próximas horas debido a que la madre de la adolescente, que tiene un retraso madurativo, no hizo la denuncia por el ataque sexual. La sospecha por estas horas es que la mujer tenía conocimiento de lo que ocurría con su hija.

Por la agresión a Benítez, la policía detuvo a tres de los cuatro acusados. Siguen buscando al cuarto integrante del grupo y el arma que usaron en el hecho.

Fuente: Tn

 




RSS Noticias de última hora

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*