Reclusos realizan reformas en el Hospital Maciel





La obra consiste en reconstruir un espacio que estaba en desuso para el hospital. Se trata de un antiguo anfiteatro que no se usaba para tal fin y era destinado a depósito.




Liber Martínez, arquitecto de ASSE destinado a la obra, dijo a UNICOM que en el espacio a recuperar se van a construir salas para diez camas. Una de ellas estará destinada a personas privadas de libertad, que actualmente están distribuidos en varias salas del nosocomio. La sala con capacidad para 5 camas será diseñada de acuerdo a las medidas de seguridad necesarias para los pacientes que allí se alojen, de manera de optimizar los recursos humanos que cuenta el Instituto. De acuerdo a los protocolos de seguridad del INR, por cada privado de libertad que esté internado en una institución médica se debe destinar dos policías a la tarea de custodia. El nuevo diseño de la sala permitirá que funcione con un custodia por cada interno.

Además la sala contará con guardia, baño y kitchenet para brindar mejores condiciones de confort para los policías abocados a la tarea. “Son dos cosas bastante novedosas, juntar a todos los privados de libertad, juntar la guardia, darle mejores condiciones de habitabilidad, que el guardia tenga un mayor confort mientras está desarrollando su trabajo y menor cantidad de guardias”, destacó Martínez.

En el resto del espacio se construirán salas de apartados, con 5 camas, baños privados y enfermería.

La primera etapa de la obra que comenzó en el mes de junio consiste en la demolición de la vieja estructura de hormigón del anfiteatro. “Es un trabajo que se tuvo que hacer a mano, el edificio va a cumplir casi 200 años, por eso no podíamos venir con maquinaria pesada, es un trabajo artesanal, de dentista”.

Para a posterior se realizará un entrepiso de hormigón armado y generar dos niveles, destinados a oficinas, por ser un espacio de difícil acceso para prestar servicios de salud.

De la obra participan 6 privados de libertad, con un custodio. Uno es el encargado al que se le asigna la tarea y se explica el trabajo técnico. “Ha sido muy bueno, técnicamente a sido una grata sorpresa, como se trasmite un trabajo técnico y cono se recibe”, destacó el profesional.

La inversión podría llegar a los dos millones de pesos que si se hiciera con una empresa constructora podría llegar a los 7 millones de pesos. “Hay un ahorro muy importante porque básicamente la obra es mano de obra, demolición hecho a mano, entrepiso hecho a mano, y la obra de mano incide en este tipo de obra”. La obra comenzó en el mes de junio y se prevee que para marzo estén operativas las salas.

La dirección del Hospital Maciel reconoció el trabajo y dedicación de los internos haciendo entrega de una canasta de útiles escolares y alimentos para las familias.

Fuente: Ministerio del Interior

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


veinte + dos =