Reconoce los 10 ladrones de energía y sácalos de tu vida





La energía que poseemos es la que nos permite estar vivos, movernos, pensar y hacer todo lo que hacemos diariamente.

Nos alimentamos para proveer a nuestro cuerpo de esa energía necesaria, no sólo para hacer las cosas básicas sino para tener una vida plena y bienestar.

Hay situaciones que nos desgastan más que otras y que muchas veces nos dejan exhaustas, incapaces de disfrutar nuestro día a día de manera sana y positiva.

Es lo que llamamos ladrones de energía, los cuales debemos evitar y alejar de nuestras vidas para aprovechar nuestro tiempo en cosas que sean de provecho y nos hagan crecer como personas.

Aléjate de estas situaciones y te sorprenserás como mejorará tu vida.

1. Personas negativas

Aléjate de aquellas personas que siempre tienen una visión negativa de todo, que traen chismes o problemas y acércate a aquellas que aporten buenas vibraciones a tu vida.

2. Deudas

Planifica tus finanzas. Prepara un presupuesto austero donde sólo incluyas aquello que sea necesario, evita totalmente los gastos superfluos y entonces, prepara un plan para salir de las cuentas pendientes. Si tus ingresos no te permiten cumplir con ésto, trata de ganar un dinerito extra. Piensa en alguna actividad como dar clases o cuidar niños. No importa que te tome meses hacerlo, pero debes empezar ya! te quitarás una inmensa carga de encima.

3. Promesas pendientes

Muchas veces se nos hace difícil decir que No cuando alguien nos pide algo, pero luego cumplir con lo que hemos prometido se convierte en una carga que nos presiona y nos roba energía. Debes entender que no necesitas complacer a todo el mundo todo el tiempo.

Si tienes promesas que son difíciles de cumplir, acércate a la persona y amablemente explícale que no va a ser posible complacerla. es un derecho que te corresponde. Hazte el propósito de aprender a decir NO desde el principio.

4. Arrastar el pasado

Es una de las cosas que más desgasta. Te impide disfrutar el presente y avanzar hacia algo mejor.

Necesitas liberarte de él y para eso sólo necesitas proponértelo.

Hay algunas técnicas que te pueden ayudar:

Escribe en un papel todas las cosas positivas que el pasado te ha podido enseñar.

Escribe los planes y proyectos importantes que tienes para el futuro. Cuando te encuentres que estás pensando demasiado en el pasado, relee el papel y concéntrate en pensar en tu furturo.
Si necesitas perdonar a alguien o perdonarte a ti misma, debes hacerlo, sino será una pesada carga que te hará difícil avanzar.

Mantener vivos el odio o el rencor no nos hace ningún bien.

Debes saber si el momento del perdón ha llegado. Si cuando piensas en la situación que te hizo daño aún te duele demasiado, es que las heridas están abiertas; entonces espera un tiempo cuando ya haya sanado. Debes tener la certeza de que el tiempo lo cura todo.

Escribe: Es aconsejable expresar los sentimientos por escrito. Es una forma excelente de liberar la rabia.

Lo que escribas será sólo para ti, así que escribe todo, deja que salga toda la rabia y odio qu aún guardas en tu alma, lo que resulta en un proceso inmensamente liberador.

5 – Hacer más cosas de la que podemos

La vida diaria nos trae innumerables tareas y responsabilidades, ser eficiente en el trabajo, cuidar de los hijos, atender una casa, ganar un dinero extra, pagar la luz, visitar o cuidar a los padres, y un largo etc., que pueden dejarnos extenuadas.

Reduce esas tareas a lo más mínimo. Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer. Prepara una lista con las prioridades y ve cumpliendo con ellas una a una, tomando un descanso, cuando así lo necesites y verás como reducirás ese cansancio grandemente.

6. Pequeñas dolencias

Muchas veces por la falta de tiempo o por pensar que no tenemos el dinero para atendernos a nosotras mismas, descuidamos la salud y ésto puede significar que un pequeño trastorno que puede erradicarse fácilmente, se convierta en algo crónico que nos produzca dolor y malestar de manera permanente.

Si sientes cualquier molestia, acude al médico sin dejar pasar el tiempo y visita a tu médico y hazte los exámenes de manera periódica.

También es importante que lleves una vida saludable con una dieta que te provea de las vitaminas, proteínas y minerales necesarios.

7. Sedentarismo

Dicen que el sedentarismo es el cigarrillo del siglo XXI por los estragos que cusa en la salud.

Haz ejercicios, por lo menos, una hora tres días a la semana, ya seae en un gimnasio, bailando en tu casa o practicando algún deporte que te guste.

El ejercicio libera hormonas que mejoran nuestro estado de ánimo y nos producen sensación de placer.

8. Vivir en el desorden

Ya sea en tu casa o en trabajo un ambiente desordenado, donde no encuentras los papeles, la información o las cosas que necesitas te va desgastando y robando energía día a día.

Busca la disposición un día y bota lo que sobra y quédate solamente con lo que necesitas y luego organiza lo que dejaste para que se te haga más fácil la vida.

9. Aparentar lo que no somos

Muchas veces el entorno nos exige vestir ropa de marca, poseer cosas materiales a la que no tenemos acceso o tener un comportamiento determinado. Tratar de cumplir con todo eso es agotador.

Cuando comprendas que sólo puedes ser feliz siendo como eres en realidad, sentirás que te quitan una carga de encima.

Si algunas personas de tu entorno no le agradas tal como eres, estas personas no son positivas en tu vida. Las relaciones más gratificantes en la vida son al lado de personas que te aprecian por lo que eres.

10. La falta de planificación

Cuando no planificas los pasos que debes dar para conseguir o terminar algún proyecto, todo se vuelve más complicado. Te bloqueas y debes perder tiempo buscando, improvisando o reparando las cosas sobre la marcha, lo que al final te agota y desgasta.

Cuando vayas a emprender cualquier actividad o proyecto, planifica y verás como ahorrarás tiempo y energía.

Fuente: Salud Facilísimo

 

Loading...
inseguridaduruguay.com3 más

Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*


3 × dos =