Se combatió el fuego en planta industrial durante varias horas

Desde el mediodía de ayer una columna de humo negro se pudo ver desde gran parte de Montevideo. Provenía de un incendio localizado en la planta industrial de Lanco S.A. ubicada en Pedro de Mendoza y camino Cordero, cerca de los batallones de Caballería III y IV.

De acuerdo a las estimaciones de Bomberos, en el lugar había unas 100 toneladas de grasa de origen ovino y varios miles de litros de alcohol acondicionado en tarrinas de 200 litros y tanques de 2.000 litros. También había un depósito con otro tipo de material solvente.

Hasta anoche, un operario permanecía desaparecido desde la primera explosión ocurrida a la hora 11 de ayer. Además, once personas sufrieron heridas leves, entre ellas uno de los responsables de la planta y cinco efectivos policiales que se acercaron a colaborar. Del lugar fueron rescatados nueve operarios de la empresa.

Mariela Vivone, vocera de Bomberos, explicó que el encargado del lugar indicó que explotó un reactor, una máquina encargada de refinar la grasa pura para hacerla más fina, y ahí estaba trabajando el operador desaparecido, un hombre de 35 años de edad.

Toda la planta fue afectada por las llamas y por momentos se temió que el fuego se propagara hacia un depósito de químicos de gran peligrosidad. Sin embargo, gracias a la estrategia desarrollada por Bomberos se logró “circunscribir” el foco al perímetro de la fábrica.

Las llamas tomaron entre 100 y 120 metros cuadrados de un recinto fabricado con paredes de bloques con techo liviano rodeado de tarrinas con materia prima. Durante cuatro horas se escucharon fuertes explosiones. Bomberos explicó que se producían cada vez que el fuego tomaba una tarrina.

Riesgo.
El siniestro ocurrió en una zona en la que funcionan diversos negocios industriales. Al lado de la planta de Lanco S.A. hay un importante depósito de material plástico para reciclaje y cerca está instalada otra industrializadora de grasas de origen avícola.

Un vecino de la zona contó a El País que se encontraba desayunando con sus hijos cuando sintió la primera explosión. “Volaron vidrios, tembló la casa. Lo único que hice fue abrazar a mis hijos. Cuando miro (hacia afuera) veo caer pedazos de chapa del cielo”.

El vecino explicó que tras la explosión se rompieron los vidrios de las ventanas de la barbacoa y los cuartos del hogar.

Mientras tanto, una vecina contó a El País que su casa se vio sacudida por la primera explosión. “Yo estaba a unos 20 metros del lugar en que comenzó el fuego. Gracias a Dios hay una fila de tanques vacíos entre la planta y mi casa, también hay una calle interior”, contó.

La mujer aseguró que vio pasar un trozo de metal de grandes dimensiones que terminó detrás de su vivienda.

“Cuando cayó dejó un pozo enorme, imagínese si agarra a una persona,” dijo.

La Dirección de Bomberos dispuso un número importante de vehículos especiales para atacar el fuego en distintos puntos. Además, más de 30 efectivos trabajaron duramente a lo largo de toda la jornada en varios turnos. Fue necesario el uso de trajes especiales.

El ataque al foco principal se pudo realizar desde una distancia de 100 metros por efecto del calor.

Durante toda la tarde de ayer se aplicó una mezcla de agua y espuma para frenar el avance de las llamas.

“Estamos hablando de altísimas temperaturas, miles de grados, estamos trabajando a cien metros más o menos pero igual tenemos que ir rotando”, explicó la vocera de Bomberos.

Durante toda la tarde de ayer un grupo de operarios, familiares y directivos de la industria permanecieron en la entrada de la planta. No aceptaron hacer declaraciones. Dos periodistas y un chofer de un canal de televisión fueron agredidos por algunas personas que formaban parte de ese grupo.

Uso cosmético y farmacéutico de la lanolina
La fábrica Lancor S.A. se venía ocupando de refinar grasa proveniente del cuero del ganado ovino para producir lanolina, un producto que se utiliza para la industria farmacéutica y cosmética. Una parte de su producción atendía la demanda local y otra se destinaba al exterior, en particular a Chile.

Uno de los usos principales de la lanolina es en fármacos y cosméticos de aplicación directa sobre la piel. Para llegar a refinar esa grasa es necesario quitar la suciedad, las impurezas y los elementos contaminantes que trae la materia prima de origen, según explicó un técnico de la planta. Todo ese proceso industrial deja a la grasa ovina absolutamente limpia. La tarea se realiza mediante un sistema de cocción al que se le denomina genéricamente “reactor”, según explicó un técnico que trabaja para la empresa Lancor. “Es una especie de tacho u olla gigante con un equipo agitador en su interior”, explicó el técnico.

En el proceso se usan distintos productos químicos, entre ellos grandes cantidades de alcohol y solventes.

Mientras tanto, los técnicos de Bomberos se vienen preparando para que, luego de que se logre la extinción total, dedicarse a localizar al operario desaparecido, un hombre de 35 años, padre de dos niños.

Posteriormente, los expertos realizarán una serie de pericias que se concentrarán en determinar las razones del siniestro.

Otro aspecto que buscarán entender es el funcionamiento de los sistemas contra incendios que estaban instalados dentro de la planta. Durante la mañana de ayer cuando los Bomberos fueron a utilizar las llamadas “bocas de incendio” estas no funcionaron porque las bombas de agua no estaban operativas, según se supo. Ayer la vocera de Bomberos, Mariela Vivone, señaló que el lugar físico no contaba con la habilitación correspondiente.

Fuente: El País




Comentar la noticia

Deja una respuesta

Su Email no será publicado.


*